Zona norte sin albergue o refugio para mujeres víctimas o en riesgo de violencia

Misael Olmedo Sifuentes/Poza Rica

A pesar de que los casos de agresiones y situaciones de riesgo para mujeres van en incremento, aún y con “alerta de género”, en la entidad veracruzana solamente existen dos albergues o refugios para salvaguardar a víctimas y a sus hijos, manifestó Carolina Salem, activista y presidenta de la asociación “Casa de las Mariposas” que mantiene las gestiones para la construcción de uno de estos espacios en Poza Rica o municipios vecinos.

Desde hace seis años se conformó oficialmente la asociación “Casa de las Mariposas” que ha servido para apoyar a mujeres víctimas de violencia, sin recibir recursos gubernamentales, ha brindado asesorías jurídicas y acompañamientos en los casos de denuncias interpuestas contra agresores.

Carolina Salem resaltó que es necesario contar con un albergue o refugio temporal en donde mujeres víctimas de violencia o en riesgo se puedan mantendré seguras, solas o si lo desean con sus hijos.

Indicó que solamente en la zona de Veracruz-Boca del Río se cuenta con un albergue financiado con recursos gubernamentales, mientras que en Coatzacoalcos existe uno particular y en el caso de la zona norte no existe ninguno, lo cual considera preocupante.

Subrayó que es de suma importancia que las mujeres víctimas de violencia cuenten con el apoyo para que de forma temporal mientras enfrentan el proceso de separación de sus agresores estén, junto con sus hijos o hijas, protegidos en un espacio en donde pueden contar con alimento, dormitorio y hasta oportunidades de capacitación laboral.

El proyecto de la casa de las mariposas contempla al menos diez recamaras, será autosustentable con energías renovables y hasta construcción de una maquiladora en su interior se planea realizar.

Con apoyo de estudiantes de la Facultad de Arquitectura se realizará el diseño y maqueta para la construcción que se espera concretar  el municipio de Coatzintla, pero que servirá para cualquier mujer de la zona norte.

Además señaló  que una de las problemáticas que limita la aplicación de la justicia en los casos de agresiones a mujeres es la falta de presupuesto y personal para la Fiscalía Especializada, pues tan solo en Poza Rica solamente se cuenta con dos fiscales para delitos contra mujeres y lo recomendable es que no sean menos de seis.

Deja una respuesta