Violencia en el país es alarmante