Llegó diciembre y su espiritu navideño