Se olvidan de comedores comunitarios de la SEDESOL

Misael Olmedo Sifuentes/Poza Rica

Ante el cambio de gobierno federal y las modificaciones a programas sociales que se aplicarán en la próxima administración más del cincuenta por ciento de los comedores comunitarios de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) en municipios de la zona norte han dejado de funcionar, entre las mujeres a cargo de algunos existe incertidumbre sobre si continuarán o no.

Mujeres que operan uno de estos comedores comunitarios de la SEDESOL, que solicitaron reservar sus datos por temor a que les retiren apoyos de la dependencia, indicaron que desde hace más de dos meses no se han recibido despensas de Diconsa con las que abastecían estas cocinas.

Indicaron que personal de SEDESOL no les ha informado sobre el futuro de estos comedores comunitarios, sin embargo de más de 80 que existen en municipios de esta zona norte de Veracruz más de cuarenta ya no están en funcionamiento.

En el caso de Poza Rica solamente se cuenta con un comedor comunitario en la colonia “Los Sauces” y de acuerdo con comentarios de vecinos tiene semanas que tampoco presta servicio, por lo que temen que también sea cerrado.

Las mujeres que están a cargo de los comedores comunitarios son a su vez beneficiarías del programa “Veracruz comienza contigo” y mencionaron que tampoco se recibió la despensa mensual, aunque esperaban que en este mes de noviembre recibieran la última ya no les fue entregada.

Comentaron que entre el propio personal de la SEDESOL existen dudas sobre la continuidad que tendrán estos programas, pues incluso la creación de la Secretaría de Bienestar Social que anunció Andres Manuel López Obrador para su periodo como Presidente de México obligará a cambiar la política aplicada en distribución de este tipo de apoyos.

“En algunos comedores de Tihuatlan que es en donde más había en esta zona las propias mujeres han puesto de sus productos para preparar los platillos pero no hay garantía de que se vaya a reembolsar, nosotros nos sabemos qué va a pasar y las decisiones que tomen, la verdad es que si venían algunas personas a comer aquí, sobre todo abuelitos”, comentó una de las mujeres a cargo.

Deja una respuesta