Provoca accidente y evade responsabilidad, una madre de familia tuvo que pagar gastos

Lidia López/Poza Rica

Empleado de empresa de transportes es señalado como responsable de un choque automovilístico que le ocasionó lesiones internas graves a una madre de familia, quien era copiloto al interior de un taxi y por ser familiar del chofer, tanto la aseguradora como el concesionario de la unidad y el causante del accidente evaden su responsabilidad.

Por la tarde del pasado 10 de julio, el señor Armando -ruano Tapia, empleado y conductor de una camioneta que pertenece a Transportes Integrales Especializados Terrestres TIET), circulaba con exceso de velocidad sobre la calle 2 de abril, al llegar a la calle Morelos no hizo el alto obligado y se impactó con su camioneta sobre el taxi 3635, el cual conducía Marcos Rafael Ramos Martínez y su madre, Patricia Martínez San Juan, resultó seriamente lesionada, con golpes internos.

Peritos de la Delegación de Tránsito y Seguridad vial No. 3 acudieron al lugar del accidente, el responsable del choque, Armando ruano Tapia no presentó licencia de manejo, siendo uno de los atenuantes que se consignaron ante los hechos ocurridos, ya que además resultó una persona lesionada.

Los servidores públicos le informaron a Marcos Rafael que el caso se tendria que presentar ante la fiscalía General del Estado, para que se de cumplimiento al pago de gastos médicos que necesitaran.

Al paso de las horas, esas lesiones le ocasionaron a Patricia estallamiento del bazo y una operación urgente, mientras que la aseguradora “Lider” que cubre los servicios del taxi no quiso hacerse responsable de la atención médica, pero se le dio prioridad a la liberación del vehículo para su reparación.

Los representantes de la aseguradora le concedieron de inicio un pase médico a la señora Patricia, pero después se lo retiraron a sus familiares porque al saber que era madre del trabajador del taxi, les aseguraron que no podrian dar la cobertura de gastos.

Ante la postura de la aseguradora “Lider”, Marcos Rafael y sus familiares decidieron acudir a la Unidad Integral de Procuración de Justicia para que se inicien las investigaciones; pero se encontraron con dos abogados, uno de nombre Mario García Alvarado y la segunda, identificada como Isabel, que se identificaron como representantes legales, aunque no le precisaron de quien, pero que se encargarian de ser sus asesores legales contra el responsable del accidente.

Lo que les causo duda del fondo de esta situación, es que la aseguradora logró la liberación del taxi 3635, concesión que tiene el señor Arquímedes Pérez.

Esto hizo que se inhibieran en el objetivo de poner la denuncia y ante la falta de dinero, no contrataron servicios de otro abogado.

Es preocupante para la familia de la señora Patricia Martinez San Juan que además de buscar por la recuperación de su salud, hay un adeudo que pagar con la Clínica San Jose, por aproximadamente 40 mil pesos de la operación.

Y es que al no cubrir el total del adeudo, los médicos no les han entregado algun documento que certifique sobre lo que realizaron en su operación. Ahora es usuaria del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el personal médico le exige ese documento, de lo contrario no le pueden ni retirar los puntos de la cirugía que recibió en la clínica particular.

Esto es insostenible, advierte la mujer de 39 años quien además es madre de dos hijos menores de edad y que deben cursar el nivel bachillerato pero no tiene dinero para la inscripción en este nuevo ciclo escolar y con el accidente, perdió sus dos trabajos como encargada de limpieza y también de sus ventas, junto con sus hijos preparaba tortas que vendia entre los choferes de taxi en la ruta.

Patricia Martínez San Juan le pide al señor Armando Ruano Tapia, de la empresa Transportes Integrales Especializados Terrestres, que cumpla con su responsabilidad de pagar los gastos. Desde el 10 de julio solo ha aportado 200 pesos, cuando la cuenta del hospital es de 80 mil pesos que con esfuerzos esta cubriendo la familia, quien se “truena los dedos” para seguir pagando, porque para colmo, el personal de la clínica les cobra diariamente.

Deja una respuesta