NARRO ROBLES O EL COLMO DE LA IGNORANCIA Y PERVERSIDAD.

JOSE LIMA COBOS*

Que lo agarren de tonto una vez, se puede aceptar, o tolerar como inocencia o
ignorancia, pero que sea tan seguido y -cuando ya se tiene cerca de ochenta
años-, como dicen, los jóvenes está “cañón”, pues se acredita que se pasó por
este mundo sin aprender nada, sobre en un país, como el nuestro, en que
abundan los vivales y bandidos, pues no es fortuito que seamos la nación con
mayor grado de impunidad y corrupción.
Esto viene a cuento porque nos estamos enterando que el doctor José Narro
Robles, que fue rector de la Universidad Autónoma de México, le están volviendo
a tomar el pelo o verlo como tonto de capirote , para utilizarlo en una nueva
empresa, que tiene más de farsa que de posibilidades mínima de que prospere,
pues ahora se le involucra para que participe en la aventura de un nuevo partido
que se denomina “Futuro 21” que se formaría con el registro de lo que fue el
Partido de la Revolución Democrática y con sus despojos, así como del Partido
Revolucionario Institucional , otras chiquilladas y lo que se acumule.
Se ve que no sabe cómo masca la iguana, pues no se olvida, que el ex
presidente Peña Nieto-, antes de postular a José Antonio Meade como candidato
del PRI a la presidencia de la república-, se manejó o se dejó crecer el rumor que
sería el secretario de Salud, Narro Robles, la persona indicada, sin embargo, en el
corto tiempo vino la decepción y todo fue una vacilada más y recientemente, al
comenzar a manejarse la renovación del otrora partido hegemónico ocurrió lo
mismo, pero esto se esfumó de inmediato cuando el grupo de gobernadores
priistas lanzaron al gobernador de Campeche, que es quien ahora preside este
partido.
Esa mayúscula ignorancia del Dr. Narro, lo llevó de inmediato a retirarse de la
contienda, no sin antes despotricar contra los mafiosos del poder y de culpar a
López Obrador, que manipulaba a ese partido para imponer a una persona de su
confianza, lo que de ante mano no hizo más que provocar risa, pues se quiso
generar esa percepción como desconociendo que existe un presidente que tiene
dignidad, y sobre todo principios- que fue lo que lo llevó a que más de treinta
millones de ciudadanos lo llevaran al gobierno-, que no es lo mismo que al poder,
porque éste se encuentra aún en quienes han hundido en la miseria y corrupción a
la nación, de ahí las grandes resistencias.
Sin embargo, la imagen del ex rector se vende y hay que aprovecharla, por
aquello que tiene el signo de haber sido el rector de la más importante institución
educativa de este país, pero que ha sido manchado, de manera exponencial, con
la escasez y corrupción que, por acción u omisión, permitió que se diera en el
gobierno de Peña Nieto, en que la deuda nacional alcanzó niveles de crimen
organizado y que los contratos sobre medicamentos dejaron un daño patrimonial                              que aún no se conoce, igual o peor a la que dejaron Rosario Robles o Meade con
la estafa maestra .
En esa guisa, el ex secretario de salud del peñanietismo, en la primera asamblea
nacional de lo que será el nuevo partido afirma, sin rubor alguno, que la forma en
que es conducido el país por López Obrador no es el pertinente, porque preocupa
reconocer que México no va bien, que el camino que seguimos no es el
conveniente, que las cosas pueden ir peor de no cambiarse la ruta
por la que se transita, lo que quiere decir, claramente, es que el presidente debe
ganar por lo menos lo que percibe un ministro de la suprema Corte, utilizar un
avión presidencial de primer orden, tener una guardia pretoriana de seguridad, no
tirar el dinero de la nación en becas para jóvenes, no apoyar a las personas de la
tercera edad, ni a discapacitados o mujeres solteras, en síntesis, que se vuelva al
gobierno derrochador del pasado reciente para que el número Forbes crezca, de
lo contario, la economía vivirá estancada, política congruente con el statu quo.
Así la cosas, estamos en el camino equivocado, necesitamos un gobierno rico, y
mantener al pueblo en la ignorancia y la miseria, que eso si es desarrollo
estabilizador y que el Estado deje de emprender acciones para beneficio de la
nación u obras de intereses general, porque de lo contrario, los amparos de los
jueces seguirán fluyendo aunque se atente contra el interés nacional. Así, le irá
mejor a la patria. ¡Enhorabuena!

limacobos@hotmail.com.
Twitter@limacobos1

Deja una respuesta