Militancia del PRI en Poza Rica es olvidada por Adrián Delgado Tadeo

[Lidia López/Poza Rica]

 

A un mes de iniciar el proceso electoral por diputaciones Federal y local, así como alcaldía de Poza Rica, el dirigente del comité municipal del Partido Revolucionario Institucional, Adrián Delgado Tadeo, no ha tenido contacto con la militancia que deberá participar en la coalición Va por Veracruz, donde se trabajará con el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).
Desde agosto del 2020 que Adrián Delgado tomó protesta como presidente del comité directivo municipal los llamados seccionales del tricolor manifestaron que no ha tenido interés en conocerlos y de algún plan o estrategia para la contienda electoral, luego que la candidatura a la diputación local será representada por este partido durante esta alianza política denominada Va por Veracruz.
A decir de la dirigente de comerciantes ambulantes y ex regidora del gobierno de Poza Rica, Olga Alfaro Colón, no ha tenido contacto con su nuevo líder priista, ni llamadas telefónicas ni visitas domiciliaria o en su local, ubicado en el centro de la ciudad.
Doña Olga, reconocida por su trayectoria en la lucha social, dijo sobre Delgado Tadeo, «pues hasta ahorita, que yo lo vea que se acerque a verme… A nosotros no se ha acercado y siento que la forma de jalar a la gente y convivir con ellos es acercarse a la persona, por muy humilde que sea, no debemos avergonzarnos».
La mujer quien tiene más 50 años de militancia priista, refirió que personas de liderazgo social en Poza Rica le han apoyado en su defensa por los derechos al libre comercio, pero considera que «están olvidados» por su nuevo líder, del cual desconoce su procedencia y su trayectoria política.
Mientras que otra militante, Candelaria Gutiérrez, ha manifestado su problema de salud ante las secuelas de COVID-19, ya que le provocó trombosis ocular y se ha complicado con su padecimiento crónico degenerativo. Debe pagar 10 mil 500 pesos y ante más de 30 años de apoyar al partido, su dirigente no le ha visitado ni para participar la contienda electoral ni para conocerla ya que siempre le han invitado a promover el voto.
Se siente en el olvido, ya que políticamente no ha sido tomada en cuenta ni para la toma de protesta de este nuevo líder y tampoco hay interés sobre su salud, ya que ha tocado la puerta de políticos de su partido para que pueda lograr cubrir el costo de su atención médica que debe ser con tratamiento láser para poder salvar su salud visual. No le alcanza el dinero ya que vende ropa y su esposo no ha tenido trabajo mientras que la pandemia del Covid19 le ha afectado sus ingresos.
Ama a su partido, el Revolucionario Institucional y dijo que mantiene su lealtad, pero considera que está nueva generación política tome riendas de la imagen política y sea inclusiva ya que hay adultos jóvenes y de la tercera edad que no han sido llamados a reuniones para apoyar a la coalición Va por Veracruz.

Deja una respuesta