Líderes de invasores de predios están impunes en Poza Rica

Misael Olmedo Sifuentes/Poza Rica

Aunque existen al menos diez denuncias interpuestas ante la Fiscalía General del Estado por fraudes que cometen líderes de grupos invasores de predios en Poza Rica sigue prevaleciendo la impunidad y los conflictos por la disputa de los espacios van en incremento, destacó el titular de las oficinas de política regional de la Subsecretaría de Gobierno, Hector Ángel Martínez Probo.

En dichas oficinas cada semana se presentan hasta dos grupos de ciudadanos que habitan en sectores irregulares que acuden a solicitar la intervención del gobierno del estado para resolver conflictos por las propiedades que buscan regularizar.

Martínez Probo reconoció que la invasión de predios es una problemática creciente en esta zona y en Poza Rica tienen identificados puntos como el “Astral”, “La Varita”, “27 de enero”, “Arroyo del Maíz” y “Cerro del Mesón” con conflictos entre quienes habitan en los espacios y sus líderes.

Manifestó que desafortunadamente líderes de los grupos de invasores se han dedicado a hacer actos de corrupción de manera interna entre las personas que aceptan invadir los espacios en donde se carece de servicios básicos, pues se tienen reportes de que les solicitan aportaciones económicas que van desde los 500 a los 800 pesos semanalmente.

Recalcó que las oficinas a su cargo no pueden determinar si un espacio es factible a regularizarse o no, además de que se debe analizar si se trata de un predio propiedad de Pemex, del gobierno del estado, del Ayuntamiento o intestado.

Comentó que han estado orientando a quienes se han acercado a las oficinas a su cargo para que se actúe con la legalidad necesaria y lamentó que a pesar de que hay denuncias interpuestas no se proceda contra quienes están defraudando a los diferentes grupos de ciudadanos con necesidad de una vivienda.

Este martes un grupo de habitantes del sector “27 de enero” protestaron en las oficinas de política regional en donde denunciaron actos de irregularidad y amenazas que han sufrido por parte de los líderes de la invasión.

Deja una respuesta