Insisten en construir área para quimioterapias en Hospital Regional de Poza Rica

Misael Olmedo Sifuentes/Poza Rica

Mientras Poza Rica se mantiene en los tres primeros lugares en el Estado con casos de cáncer de mama la Secretaría de Salud de Veracruz no ha brindado respuesta alguna a la petición para que se cuente con un oncólogo y área para quimioterapias en el Hospital Regional de Poza Rica, en el año pasado al menos cinco mujeres perdieron la vida por la enfermedad, comentó la Presidenta del grupo “Vida Plena Después del Cáncer”, Silvia Bustos de la Cruz.

Indicó que tienen más de tres años con la petición oficial para que en Poza Rica se cuente con un área de oncología, pues desafortunadamente no se cuenta con dicha área en el servicio público y las pacientes son canalizadas hasta Xalapa, al Puerto de Veracruz o a la Ciudad de México.

Señaló que incluso con el programa del Seguro Popular, a través del cual se les busca atender, hay conflictos, cuando son canalizadas a la Ciudad de México como sucedió con una de las mujeres que atienden a quien para atenderla en sus terapias de radiación le solicitaron que renunciara al servicio en Veracruz y se inscribiera en la capital del país.

El Gobierno del Estado anunció una inversión e más de 35 millones de pesos para concluir la obra de ampliación del Hospital Regional de Poza Rica, sin embargo no se contempla ningún área de oncología, pese a la necesidad externada por “Vida plena después del cáncer”.

“Le dijeron que renunciará al Seguro Popular de Veracruz y se inscribiera al de la Ciudad de México y eso no es posible porque se supone que es válido en todo el país, no tendría que pasar esto, ahora ella está pagando 500 pesos diarios por radiación”, expresó.

Manifestó que el grupo a su cargo actualmente brinda apoyo a 75 mujeres y a un varón con cáncer y recalcó que dependen de las donaciones económicas que realizan ciudadanos, por lo que exhortó a seguir apoyándoles en sus actividades de recaudación.

Bustos de la Cruz lamentó que durante el año pasado cinco mujeres perdieron la batalla contra el cáncer, en su mayoría por no haber sido diagnosticadas oportunamente, aunque recibieron apoyo para sus tratamientos no fue suficiente, por lo que continúan con una campaña de concientización para promover la auto exploración y la revisión médica correspondiente.

Deja una respuesta