IMSS pone en riesgo a pacientes infantiles con problemas neurológicos en Poza Rica

Misael Olmedo Sifuentes/ Poza Rica

Pacientes infantiles que requieren de  electroencefalograma para continuar con sus tratamientos por padecer enfermedades neurológicas  y neurofisicas se encuentran en riesgo ante la falta de atención en la clínica 24 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Poza Rica, debido a que el aparato necesario para los estudios está descompuesto desde el mes de febrero, acusaron madres de familia que este día sostuvieron dialogó con representantes de la institución médica.

Madres de familia, que pidieron proteger su identidad de manera pública, comentaron que son al menos 60 niños y niñas que son derechohabientes del IMSS y que requieren de constantes estudios médicos para ser valorados por un neuro pediatra que se encarga de determinar las dosis de medicamentos necesarias en relación a los resultados que arroja la prueba médica.

Sin embargo desde finales del mes de febrero el único encefalograma con el que cuenta la clínica 24 del IMSS presentó fallas y dejo de utilizarse, desde entonces solamente hay promesas por parte de la dirección de la institución médica.

“Nos dicen que están esperando respuesta de Xalapa, que ya lo reportaron, pero así nos traen desde hace más de tres meses, estamos hablando de la salud de nuestros hijos, no se puede dejar pasar”, enfatizó una de las madres de familia.

Señalaron que debido a los problemas neurológicos que los menores de edad presentan algunos presentan crisis y convulsiones, sobre todo ante las altas temperaturas que se han registrado en la zona se han incrementado los casos que han obligado a algunos a ser trasladar de urgencia.

Las madres de familia destacaron que no cuentan con los recursos suficientes para pagar los 2 mil 500 pesos como mínimo que uno de estos estudios tiene en laboratorios o clínicas particulares, además de que exigen que el IMSS cumpla con el servicio médico que ofrece y por el cual pagan a través de las cuotas patronales.

“Estos estudios los necesitamos porque cuando vamos a consulta con neuropediatria es necesario, así ya el especialista nos dice si le bajamos o subimos la dosis del medicamento, nosotros no podemos automedicarlos, por eso pedimos que esto ya quede”, recalcaron.

Indicaron que tras el dialogo con representantes del IMSS les prometieron que para este miércoles tendrán una respuesta, por lo que padres de familia esperan sea favorable, que se repare el aparato dañado o que la institución envié uno nuevo.

Deja una respuesta