Gremio de bares y cantinas golpeados económicamente por coronavirus

[Lidia López/Poza Rica]

Mas de 2 mil personas, entre dueños y empleados de bares y cantinas de Poza Rica desean que no se aplace más la cuarentena por Coronavirus, están dispuestos a esperar hasta el 30 de abril pero después de esa fecha, la falta de ingresos les ha provocaría desesperación para cubrir necesidades fundamentales para ellos y sus familias.
Los negocios del llamado “giro negro” en Poza Rica, se estiman en promedio como 200 establecidos en distintos puntos de la ciudad, pero la mayoría especialmente en la colonia Ricardo Flores Magón, donde son más de tres décadas que se ubican en este sector.
Bajo las indicaciones del gobierno federal, a través de la Secretaria de Salud, los propietarios aceptaron cumplir con el cierre de sus servicios ante la fecha que autoridades del gobierno de Poza Rica les informó que se mantendría la cuarentena, como máximo el 30 de abril.
Al conocer que se extiende hasta el 1 de junio la contingencia sanitaria para Poza Rica, un grupo de personas que representan este rubro de prestadores de servicios acudió al palacio municipal para exigir a los servidores públicos que les permitan abrir los negocios porque “ya no aguantan” la falta de ingresos para el sostén de sus familias.
Tras reunirse con el director municipal de Desarrollo Social y Humano, Abelardo Aguirre Guerrero, quien los atendió y escuchó la preocupación de este gremio, don Jesús Rivera Pérez dijo en entrevista que se les conminó a comprender las indicaciones del gobierno federal, pero se acordó que contarán con apoyo alimentario, especialmente para empleadas que son madres de familia y requieren ingresos para sustento de sus hijos.
Mencionó que es comprensible que esta contingencia sanitaria afecta a este rubro y otros más que generan productividad en la sociedad, pero en el negocio de bares y cantinas los ingresos son “al día” y que al menos son 200 negocios que pudieran encontrarse en el municipio, cada uno con al menos 20 empleados.
Aunque saben que si abren las puertas de sus negocios, aceptaron que prefieren evitar contraer el coronavirus, por ello esperan que el Ayuntamiento de Poza Rica realice verdadera ayuda alimentaria y también les apoyen con condonación de permisos e impuestos, situación que se quedó pendiente para que se les de una respuesta ante la falta de circulante monetario no podrían cubrir los pagos de impuestos correspondientes ya que apenas subsisten para sus necesidades propias.

Deja una respuesta