En Poza Rica promueven aplicación de norma 046 para víctimas de violación sexual

Misael Olmedo Sifuentes/Poza Rica

En Poza Rica solamente un médico del Hospital Regional ha aceptado la aplicación de la norma 046 que  permite recurrir a la anticoncepción de emergencia para prevenir un embarazo o interrupción de la gestación que sea producto de una violación sexual, mientras tanto el Instituto Municipal de la Mujer (IMM) realiza acciones de difusión de la misma, aunque se debe recurrir con responsabilidad, destacó la directora del organismo, Norma Arango.

Resaltó que en lo que va del año no se ha presentado el caso de alguna mujer víctima de agresión sexual en el IMM, sin embargo en anteriores sí hubo casos que se atendieron, por lo que se generó una alerta.

Existe una gran cantidad de mujeres que desconocen la existencia de la norma 046 que es una obligación nacional e internacional de México para proteger los derechos de las niñas y mujeres víctimas de violencia sexual.

La norma 046 es un derecho que tienen todas las mujeres víctimas de violación sexual, misma que establece los criterios que deben seguir los prestadores de servicios de salud de los sectores público, social o privado para la detección, prevención, atención médica y orientación que se brinda a las personas afectadas por la violencia familiar o sexual.

De acuerdo con Norma Arango hasta el momento solamente un doctor en el Hospital Regional de Poza Rica ha aceptado la aplicación de la misma y recordó que todas las mujeres que sean víctimas de agresión sexual deben acudir a la jurisdicción sanitaria en donde se realiza una valoración médica, se practican estudios para determinar la condición en que se encuentran y si la mujer lo solicita se proporcionan medidas para la anticoncepción o en su caso interrupción legal.

Las violaciones sexuales o agresiones físicas están catalogadas como emergencias médicas que deben ser atendidas, por lo que se debe proporcionar a la víctima: atención médica integral (física y psicológica), otorgar un tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas, tratamiento especifico y especializado, practicar exámenes médicos gratuitos para prevenir infecciones de transmisión sexual, utilizar anticonceptivos de emergencia, autorizar la interrupción legal del embarazo por causa de violación, dar consejería, acompañamiento y seguimiento de los casos y se recomienda a la mujer interponer la denuncia correspondiente.

Desafortunadamente también algunos de los trabajadores del sector salud desconocen la norma 046 y no la ofrecen para las mujeres violentadas, mientras que existen quienes la promueven como método anticonceptivo.

En ese sentido Norma Arango subrayó que esta la norma 046 se debe asumir con responsabilidad y todas las instituciones de salud deben brindar información oportuna sobre la interrupción del embarazo, proporcionar los servicios para tal efecto cuando la mujer lo solicite o si son menores de edad a solicitud de sus tutores y notificar al Ministerio Público de forma inmediata para que el sector salud realice la interrupción de forma legal.

Deja una respuesta