#Columna Estancamiento y retroceso del Estado de Derecho en México, por Héctor Viveros.

 

Ya casi no se escucha la expresión “Estado de Derecho”. Se puede decir que ha dejado de formar parte del vocabulario utilizado por los políticos. Es un concepto desvalorado y muchas veces se han utilizado el concepto como una justificación del uso de la fuerza del estado para reprimir: “se recurrió al uso de la fuerza para reestablecer el Estado de Derecho”. También se ha utilizado en los discursos relacionados con el combate a la corrupción genérica o la impunidad de los funcionarios públicos o ciudadanos influyentes sobre los que el Derecho no se aplica. En resumen, Estado de Derecho significa el respeto, cumplimiento y sometimiento de los órganos de Estado y la sociedad misma a ley.

Ante la vaguedad derivada en la utilización común del Concepto, el Rule of Law Index, que es un documento que publica indicadores a nivel internacional de mas de 120 países alrededor del mundo, que aterriza el estado de derecho en 4 principios y 9 factores a medir. Los principios, entendidos como bases y a la vez objetivos del Estado de Derecho son: 1) Rendición de cuentas; 2) Leyes justas; 3) Gobierno Abierto; y 4) Mecanismos accesibles e imparciales para resolver disputas. Los factores que mide son: 1) Limites al poder gubernamental; 2) Ausencia de corrupción; 3) Gobierno Abierto; 4) Derechos Fundamentales; 5) Orden y seguridad; 6) Cumplimiento regulatorio; 7) Justicia Civil; 8) Justicia Penal; y 9) Justicia informal y estado de Derecho.

Este indicador incluye a México desde 2009, y si bien tanto el número de países como los conceptos de los indicadores han cambiado en 11 años, desde 2016 no ha dejado de descender en la calificación obtenida y en su lugar en el índice. La evolución de México en este periodo es la siguiente:

 

Año Puntaje/calificación Lugar en el índice
2016 .46 88
2017 – 2018 .45 92
2019 .45 99
2020 .44 108

 

 

Si bien la puntuación se ha movido 2 centésimas en 4 años, México ha caído 20 lugares en el indicador mundial, lo que significa que respecto de otros países el estancamiento cuantitativo representa un retroceso sustantivo, pues evidencia que quienes mejoran sus calificaciones avanzan hacía sociedades mas justas en las que se respeta la Ley, en México se consolida la calificación de un país reprobado.

 

Estado de Derecho no es tema de abogados y jueces, sino de sociedad el respeto que esta y sus representantes tiene por la Ley y su constitución. La pandemia por Covid 19 ha sido aprovechada para desviar del centro del debate público, la urgencia por mejorar nuestra certidumbre y confianza respecto de las instituciones de gobierno y autónomas que se encargan de garantizar la protección y reparación de nuestros derechos fundamentales.

 

Lic. Héctor Viveros Saldaña. Universidad Veracruzana

Centro de Estudios Jurídicos Carbonell A.C.

Deja una respuesta