¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA
RECICLADORES
Bajo la consigna: ¡Todos somos CONIMER! (Confederación Nacional de la
Industria de Metales y Recicladores) , centenas de trabajadores del reciclaje de
plástico y cartón de la región, realizaron ayer jueves una marcha en defensa de
sus derechos que pretenden ser vulnerados por el gobierno federal pero más que
nada por el atentado contra este sector en Guadalajara quienes fueron reprimidos
con elementos de seguridad del estado que protestaban por la imposición de la ley
para la Gestión Integral de Metales, por considerar que le impactará en su libre
desarrollo de su labor que en gran parte coadyuva a mejorar el medio ambiente,
con la recolección de centenas de millones de toneladas anuales en México.
Víctor Alan Domínguez López, ingeniero de profesión y activista por el medio
ambiente, expuso ante cacharreros y recolectores de plásticos de varios
municipios de la región, que este constituye un movimiento a nivel nacional para
evitar que les quiten su fuente de ingresos a miles de trabajadores del ramo y que
no se ponga en vigor la ley propuesta e impulsada por el Partido Verde Ecologista
Mexicano que contrariamente a lo que es su responsabilidad de cuidar el medio
ambiente, lo que sí hacen estos trabajadores, evitando que millones de toneladas
al año, se dispersen por todos los rumbos e incluso, lleguen al mar provocando la
muerte de muchas especies.
Los mismos chatarreros y recogedores de plástico lanzaron sus arengas a que se
apoye este movimiento, porque no es posible que se pretenda privatizar este
servicio que hoy ya le cuesta al pueblo de Poza Rica, en concreto, pero que no se
le presta por la empresa PASA, bajo el pretexto de que no se hace la separación
de la basura orgánica de la inorgánica, lo que es obligación de ella y no de los
usuarios, y que ellos lo prestan voluntaria y gratuitamente, recorriendo todos los
rumbos de la ciudad y no están sujetos a rutas como se ha impuesto tan solo para
dejar a mucha gente sin el servicio.
Seguirán con este tipo de acciones en todas partes de la República donde operan,
y no permitirán que se les quieran arrebatar su fuente de trabajo ni tampoco la
intención que como rezaban sus playeras que los identifican: “Por un México con
más vida”, “Reciclar genera empleo” o bien, “Ayuda al planeta”, cosa que jamás ha
hecho el PVEM y que ahora quiere la mesa puesta, dado que preparan sus
empresas recicladoras para pelear la concesión, en un absurdo político-social y
una clara traición a México y su medio ambiente.
Aseguran que es por eso que lanzaron la propuesta que el presidente Andrés
Manuel López Obrador convirtió en suya y la puso a consideración del Congreso
que está en discusión o ya se aprobó, y se anunció que a partir del primero de
enero del 2020, entrara en vigor, según la información que en esa marcha de ayer                                   se dio a conocer y por lo cual los recicladores organizados del país, iniciaron este
movimiento nacional que no pararán hasta vencer o morir. Por lo pronto,
entregaron un escrito a la Presidencia Municipal para solicitar el apoyo para
solicitar que esa atentatoria ley, no se ponga en vigor nunca, puesto que si en
efecto el interés del presidente López Obrador, es proteger a los más humildes,
que les ayude a ellos no permitiendo que sea echada a dormir el sueño de los
justos y se salven miles de empleos así como las acciones en pro del
mejoramiento del medio ambiente, se haga todavía más efectivo, porque se dicen
dispuestos a rendir un mayor esfuerzo por abatir más la contaminación y los
riesgos a las distintas especies, incluyendo la humana, sea una realidad.

Sugerencias, críticas y comentarios; mariov8@homail.com

Deja una respuesta