¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA
DESMANTELACIÓN
El ex gobernador de Veracruz, Dante Alfonso Delgado Ranauro, fue muy preciso
durante su intervención. Sin más ni más, soltó su sentencia, que debe ser la de
todos los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia de la Nación, si quieren
tener un poder judicial con absoluta independencia y no maniatado al poder
ejecutivo como se pretende en obediencia a una orden del presidente Andrés
Manuel López Obrador, el tirano que por los suyos, decidió un cambio para ese
sitio ante presidencial. La sentencia fue: “No podemos permitir que se desmantele
la Suprema Corte” y por un mayoriteo del Congreso, se vote por colocarla como el
avestruz ante el peje que se dice no lagarto pero que está lagarteando todo,
porque quiere acabar con la democracia y ser él quien maneja como títere a los
magistrados para hacer “justicia” solo como el Jefe del Ejecutivo Federal, lo diga
por primera vez, estamos de acuerdo con el senador hoy, gobernador antes,
respecto a un tema como este, que tiene que ver con la prevalencia o muerte de la
democracia, así que los senadores tienen que ser muy cautos y sobre todo,
analizar la decisión que tomarán a la hora de aprobar a quienes serán
magistrados, a fin de asegurar que en efecto, el marco democrático quede
garantizado, sobre todo ahora que el presidente López Obrador, tiene ya el
legislativo y el ejecutivo. Dos corderitos que solo obedecen un amo y ese es López
Obrador, claro, a través de jefe de grupo solo le falta someter a sus caprichos al
Judicial. Ahora con la obediencia lacayuna de diputados y senadores ha aprobado
leyes lesivas al interés popular.
La discusión al respecto, fue bastante interesante y ahí planteó Dante: “la
Suprema Corte, es indispensable para la vida democrática del país. Su
sometimiento o disfunción es faltar a la Constitución. Subordinar la justicia, es
pervertirla”, y eso es lo que quiere según parece, el presidente Andrés Manuel,
porque así encuentra un ambiente más a modo para su proyecto totalitario y
tiránico. Hizo referencia al caso concreto cuando enfrentó a un Presidente de la
República y a representantes de otros poderes, y finalmente, gracias a la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, y “me convertí en el primer mexicano en ganar un
caso de esa naturaleza” todo se resolvió a su favor.
“Por eso creo en la Suprema Corte”, enfatizó y agregó con convicción que “la
independencia del poder judicial, es indispensable para la vida democrática del
país”. Agregó contundente “Su desmantelamiento, es un acto de corrupción”, que
partiendo de quien jura y perjura que no la permitirá –solo él, que la propicia y la
impulsa–, y que “utiliza para presionar, coaccionar al poder judicial. No se lo
permitiremos al poder ejecutivo, no para ponerla al servicio de la presidencia”.                                            Fue muy contundente al precisar que “no podemos permitir que vulneren al poder
judicial ni a la Suprema Corte”. Encarrerado y con su acostumbrada seriedad
precisó, que afortunadamente se cuenta con un muro que es la Constitución
Política Mexicana. Tenemos que detener los excesos de poder. Que ningún
Presidente pueda poner en libertad a un delincuente sin juicio ni sentencia” –caso
del Chapito Guzmán–, que ha mostrado la debilidad y miedo –o a lo mejor
conveniencia–, que López Obrador le tiene a la delincuencia organizada. “Que
ningún gobernador pueda ampliar su mandato solo porque controla el congreso.
Tenemos que combatir las leyes imperfectas y los actos ilegales”
Dante Delgado habló como nunca lo habíamos escuchado jamás, con autoridad,
conciso y preciso. Y concluyó diciendo que “lo que está en juego es el estado de
derecho, la justicia; lo que está en juego, es el país”. Exhortó a senadores a que
no dejen que algo así suceda, seguramente los mexicanos se arrepentirían.
Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja una respuesta