¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

CIRCULACIÓN
Desde luego que hacían falta y seguirán déficit de Tránsito del Estado como de la
propia administración municipal, los cambios en la circulación vial, a la que ambas
instituciones y el propio gobierno estatal, han desdeñado desde siempre, porque
Poza Rica además, ha registró hasta sus épocas aquellas en que el circulante
merced al desarrollo de la industria petrolera y a una planeación real correcta y
previendo el crecimiento que pudiera tener y que no dio tiempo a observar o no se
quiso, el diseño de calles amplias y bien urbanizadas.
Siempre ha sido necesario un estudio de vialidad, serio, responsable y profesional
pero tantas veces se ha dicho como otras tantas, solo han sido eructos de
demagogia barata y para que no salirse de esa línea el alcalde Francisco Javier
Velázquez Vallejo , por ahí de los primeros meses si mal no recuerdo, de su
ejercicio gubernamental tan desastroso para lo pozarricenses, en una reunión con
autoridades de Tránsito, anunció que para que el dizque distribuidor vial, lo
recibiera el municipio, era necesario la elaboración del mentado proyecto vial
de circulación, que no había sido tomado en cuenta a la hora de que se abrió a la
circulación ese monstro de cemento que ni señalamientos tenía sino que le fueron
colocados después ante esa necesidad que constituyó una falla de los
diseñadores.
Bien, el proyecto fue echado a andar de todas maneras “ante la necesidad de que
se abriera a la circulación” –así se dijo–, sin tomarse en cuenta mucho detalles
viales y construcción, de manera que los descensos hacia el bulevar Ruiz
Cortines, a la altura de la escuela Artículo 123 María Enriqueta, a la salida
Coatzintla y a la del Seguro Social, que son las únicas porque se les olvidó la del
bulevar Lázaro Cárdenas salida a la carretera México-Tuxpan-Tampico, lado al
cual le construyeron solamente el ascenso. Ni se percataron que algunas
chorreras provocarían “baños gratis e intempestivos” a los peatones y
automovilistas que transitaran por abajo del mal llamado distribuidor vial. Eso fue
una falla garrafal y los que pagan aún las consecuencias son “los de abajo”,
mientras los responsables de la empresa que tuvo a su cargo la obra, como si
nada y se embolsaron los poco menos de mil millones de pesos en contubernio
con los principales funcionarios de lo que entonces era todavía Petróleos
Mexicanos.
Bueno, todos esos pequeños detalles que a lo mejor hubiesen incidido en algo
para, hacer la obra más útil, así como ese mentado proyecto vial que se quedó
solo en eso, terminaron por provocar el inmenso desmargayate que se hace ahora
en la parte baja, que se supone debía quedar descongestionada y resultó todo lo
contario, y hoy, el Ayuntamiento, de hecho le pasa el balón a la empresa
constructora y a Pemex que fue el ente que patrocinó económicamente la obra                                          o sea la aportadora del billetote que significó su costo–, que ha valido “maíz”, como
dicen “los de bajo” que son lo que sufren las consecuencias, porque jamás se
abatieron los embotellamientos, ni si Dios quiera, al contrario, se hicieron más
críticos y peligrosos, a falta de un proyecto de vialidad antes de ponerse a operar.
Sin embargo, los grupos más afectados –taxistas, camioneros de transporte
urbano, refresqueros, gaseros, cerveceros, transporte particular, en fin y
principalmente el pueblo de Poza Rica–, que sin embargo, han sido incapaces de
organizarse y exigir enérgicamente que esos problemas que dañan a la ciudad y le
crean una pésima imagen al grado de que hay visitantes que de plano aseguran
que jamás retornarán “ni por equivocación”. Eso es grave y debe hacer reaccionar
a la sociedad y al Ayuntamiento, particularmente porque dentro de tres días se
celebra aquí el festival cervantino subsede Poza Rica y de acuerdo con la
perspectivas del sector turístico, se espera una gran afluencia de gente de otros
estados e inclusive de otros países del extranjero y que les presentemos esto,
pues quizá sería debut y despedida de Poza Rica del festival cervantino. Con
esos cambios de última hora, lo único que se logrará es confundir más a los
visitantes, pero de que tenían que hacerse, era urgente, solo que a tiempo no
encima de un evento tan trascendente como el que está a punto de iniciar.
Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja una respuesta