¡ A S Í E S !

Mario NORIEGA VILLANUEVA
Con todas las precauciones y las medidas de prevención debidas, en la zona
norte, se esperaba en cierto modo, con entusiasmo, que la tormenta “Fernand”,
trajera por fin, el agua que el sector agropecuario, tanto han ansiado para poder
superar las consecuencias de la peor de las sequías que les haya tocado vivir.
Todo el campo sufre el rigor de este estiaje que ha sido prolongado y con unas
temperaturas que superaron los índices anteriores y una sensación térmica que
las hacía flagelantes.
Los pastizales se fueron secando cediendo al poder de los lacerantes rayos del
sol, las presas y las “ollas”, sufrieron la misma suerte y los animales de todas las
especies y razas, sufrieron las consecuencias que fueron letales para varios
centenares, ocasionando graves y cuantiosas pérdidas para los ganaderos y los
agricultores, cuyo ganado murió de insolación y los sembradíos se siniestraron,
por la falta de agua. Algunos ganaderos y otros agricultores hicieron hasta lo
imposible por intentar salvar su patrimonio y el de sus familias, pocos lo lograron.
El Gobierno Federal como el del Estado, permanecieron con oídos sordos pues
no liberaron los recursos de los programas de apoyo para estos casos, y ni
siquiera fueron para escuchar las solicitudes que en forma desesperada,
ganaderos y agricultores, hicieron llegar tanto a la federación como al estado.
Parecían rehuir a los clamores de los productores del campo, llámense ganaderos
o agricultores y todo repercutirá en la falta de alimentos pues todas las cosechas
que se esperaban quedaron siniestradas.
Por eso, ante el anuncio de que “Fernand”, trae mucha agua y que hará sentir
sus efectos en el norte de Veracruz, con intensas lluvias, lo que debe haber
sucedido ayer tarde, les provocó un gran optimismo, aunque como decíamos
líneas antes, están preparados para los riesgos por inundaciones que pudieran
ocasionar las los fenómenos hidrometeorológicos anunciados con tanta insistencia
a través de todos los medios de comunicación, que no han cesado de orientar a la
gente tanto de las ciudades como del campo, para que guarden las medidas de
prevención y precaución ante esa contingencia.
Afortunadamente, las cosas no se pronostican tan catastróficas como para el
estado de Tamaulipas, pero sí habrá lluvias y tormentas, por lo que igual que en el
campo, en el sector urbano, todos loso cuerpos de Protección Civil, deberán
permanecer en alerta para actuar en forma oportuna donde se prevean mayores
consecuencias, de acuerdo con la intensidad y persistencia de la precipitaciones
pluviales que “Ferdinand” puede traer para el norte de la entidad.
Deben tener preparados  los albergues, los servicios básicos de salud, la
alimentación y todo lo que se requiera porque contarán con el apoyo y la ayuda de
las autoridades del sector Salud, seguridad pública, Ejército, Marina, Cruz Roja,                                      así como otros grupos de voluntarios que nunca faltan y se solidarizan con los
damnificados, auxiliándoles, realizando su accionar en forma coordinada con
todos esos cuerpos e instituciones integradas en un Sistema de Protección Civil.
Así que, haga caso a todas indicaciones que les formulen porque todo es con el
principal objetivo de cuidar de la seguridad física de la población. Que “Fernand”
no golpeó cerca de aquí, pero nunca sobra estar bien preparados para hacer
frente a cualquier emergencia.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmal.com

Deja una respuesta