¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA
¿LAS PACES?
Hoy puede llegar a ser un día trascendental para Veracruz. Un compromiso quedó
signado públicamente, a través de la radio a finales de la semana anterior en un
prestigiado sitio de entrevistas en la radio por Internet en el que la voz inicial fue la
del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien iba a dejar claro, entre otros, el
problema de la inseguridad, lo que no ha podido hacer hasta ahora, antes al
contrario, los índices se han elevado a grados sumamente riesgosos, pero el
entrevistador en tanto, localizaba al fiscal general del Estado, Jorge Winckler, con
quien el mandatario jarocho trae un pleito a muerte y cada vez que se refiere a él,
siembra odio, un odio que parece nunca acabará.
Ahí mismo, tanto García Jiménez como Jorge Winckler, hicieron el compromiso de
sostener un diálogo hoy lunes a partir de las 8 de la mañana en palacio de
gobierno. De entrada parece bueno porque continuar sembrando odio no les va a
convenir a ninguno de los dos pero en el que el más perjudicado es el gobernante
porque continuará sin responderle a los veracruzanos para controlar la incidencia,
lo que puede desatar otros ataques masivos como el de Coatzacoalcos donde ya
iban 30 muertos y hay otros heridos muy graves.
Ojalá que la plática se dé y no haya compromiso de última hora del mandatario o
del fiscal, para que ese importante diálogo se cumpla, donde quizá puedan decirse
todo lo que quieran en corto, pero que por sobre todo, resulte una respuesta de
ambos, para trabajar cada quien desde su área, por devolverle la paz y la
tranquilidad a los jarochos que son los que están sufriendo un pánico por el ataque
del crimen organizado, y se dejen de comadreos que no le hacen bien a nadie,
pues a uno, el gobernador, lo ubica como inepto y argüendero, en tanto que a
Winckler, lo manifiesta como importanadista, indiferente a los ataques del gober,
quien se exhibe cada vez que intenta ponerlo como lazo de puerco.
La herida se hizo más profunda, cuando Cuitláhuac no pudo eliminar a Jorge de la
Fiscalía porque ni sus diputados mostraron estar de acuerdo con él y no hubo la
mayoría para destituirlo. De ahí en adelante, la guerra se hizo cada vez más cruda
por parte del pozarricense, criado en La Concha municipio de Tihuatlán, al grado
de responsabilizar a Winckler de todo brote de inseguridad porque no trabaja,
manifestando su ignorancia de que la Fiscalía no interviene si no hay antes
querella de hechos, o bien, cuando por ejemplo como el caso de Coatzacoalcos,
que trabajo el asunto y es el encargado, eso sí, con el apoyo de la Fiscalía Estatal,
de investigar, y otras cosas, todas que lo manifiestan como un verdadero
ignorante de las leyes –no es su profesión ni mucho menos–, pero tiene un cuerpo
de asesores que deben orientarlo y como lo hemos sostenido en otras entregas, o
no les hace caso, o también son ignorantes de su profesión.                                                                              Hoy, en este diálogo pactado es posible que se pueda llegar a firmar la pipa de la
paz, porque finalmente, a ambos les interesa que todo salga bien, pero tienen que
ponerle ganas y hacer a un lado ese odio jarocho que ciega a Cuitla, porque
repetimos, a los dos les conviene hacer bien las cosas, coordinando sus acciones
para que los resultados san mejores, porque, aquí entre nos, ya merecen los
veracruzanos, vivir en otras condiciones, porque es cierto, como dice el presidente
Andrés Manuel López Obrador, “también el crimen organizado es pueblo” y parece
que ya lo convencieron de que es mejor que pacte con ellos, a seguir haciendo
más grande este genocidio, de más de 200 mil muertitos en poco más de dos
sexenios. Ojalá y a cada uno, les dé el Todopoderoso un poco de cordura y mayor
capacidad de razonamiento.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja una respuesta