¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA ILLANUEVA
VAYA CALOR
Ni la canícula fue tan severa como estos últimos días de esta feneciente decena
de agosto. Estos solazos que nos ha recetado la naturaleza, sí que hacen sentir
como si se estuviera en la antesala del infierno, por eso es que hay que guardar
todas las medidas de prevención para los bebés y adultos mayores
principalmente, porque son los más proclives a resentir estas temperaturas
infernales.
De verdad, ante estos soles quemantes, no hay que permanecer a la intemperie
por más de una hora, con todo y que se cubra uno la cabeza con un sombrero y se
use ropa de algodón, manga larga, aún si el trabajo obligara. Se puede y se deben
guardar medidas de prevención para no exponerse a un golpe de calor. En este
caso, los patrones tienen que comprender que exponer a sus obreros mucho
tiempo al sol, les va a traer consecuencias, más cuando generalmente se para un
poco la labor para beber agua bien fría, lo que hace más riesgoso y propicio para
esa descompensación que puede ser mortal.
Después de una hora de exposición al sol, parar unos 10 o 15 minutos para
guarecerse un poco del sol inclemente, no quiere decir que los trabajadores se
van a tirar a la hueva, sino que se les protegerá. Más conscientes deben ser
aquellos patrones que no incorporan a su gente al sistema del Instituto Mexicano
del Seguro Social, porque si algo les sucede, tendrán que llevarlo con un médico
particular que les hará elevarse más sus gastos, pues generalmente en esos
casos, el paciente debe quedar internado bajo observación médica, si es que
todavía presenta un cuadro que pueda salvarlo.
Hay muchos patrones en estos momentos, que pretextando los efectos de la crisis
económica, con mayor razón no les incorporan al Seguro Social. El trabajador no
dice nada por la necesidad de ganar un poco para llevar los recursos para la
alimentación de la familia, pero en realidad, si llegaran a tener casos de esa
naturaleza, les habrá de costar mucho más que si les dieran la seguridad social a
que tienen derecho.
De manera que las recomendaciones que el Sector Salud ha difundido por
diferentes medios se las tenemos que dar a conocer, para recordarles que estos
soles endemoniados, obligan a tomarlas en cuenta para evitar situaciones
extremas que afecten la salud de los trabajadores, con las repercusiones tan
severas que repercuten, impactan tan negativamente hacia la familia. Usen
sombrero, ropa de lana, camisa con manga larga, hidrátense suficientemente bien
y no consuman agua fría, inmediatamente después de haber permanecido bajo los
intensos rayos del sol, por más de una hora porque será contraproducente. No lo
olvide si es que se quiere a sí mismo y quiere a su familia.                                                                            Siempre es bueno, tomar consejo y si como en el caso de las autoridades del
sector salud, son para proteger de malos momentos a los seres humanos, pues
qué mejor, de tal forma que, hay que tomar en cuenta estas recomendaciones,
sobre todo ahora que estos soles están hijuesú.

Sugerencias, críticas y comentarios: mariov8@hotmail.com

Deja una respuesta