¡ A S Í E S !

Por Mario Noriega Villanueva
CANÍCULA
No se sentirán tan terribles los calores próximamente puesto que ya concluyó la
canícula, que es la temporada en que pareciera que se está cerca del infierno,
pero sí persistirán las temperaturas elevadas, que habrá que soportar infames
calores todavía como ayer por ejemplo en que pese a la lluvia intensa que por
momentos cayó, hizo sentirse un bochorno bastante severo. La época de
precipitaciones se ha iniciado y se inauguró con aguaceros que siguieron a un sol
terrible por la mañana, pero después de mediodía, ¡saz! Se dejó caer el
chubasco.
Se tiene que estar muy pendiente de las lluvias porque pueden llegar a ser desde
leves hasta devastadoras, por eso es que las autoridades de Protección Civil,
deben alertar sobre las medidas de prevención y de las precauciones que se
deben guardar para no sufrir contratiempos que pudieran ocasionar pérdidas de
bienes a mucha gente, Está en pleno la temporada de huracanes y son 14 los
pronosticados para el océano Atlántico desde leves hasta poderosos, de manera
que no se pude ni se debe bajar la guardia, sino al contrario, hay que mantenerse
siempre alertas de lo que pudiera pasar.
Las recomendaciones iniciales son las de que permanezca muy alerta la gente,
particularmente la que vive a las riberas del río Cazones, considerado de
respuesta rápida, sobre todo cuando ha llovido intensamente en la sierra sur de
Puebla, así como de los arroyos que circundan la ciudad, que igualmente son de
respuesta rápida y en cualquier momento pueden ocasionar no muy agradables
sorpresas, sobre todo porque todos están azolvados y esa basura ha formado
diques que si revientan harán que las aguas inunden las orillas y con el
consiguiente riesgo para las familias que viven cerca.
No será la primera vez que se tenga que vivir una situación de esa naturaleza,                                            si se persistecon la perniciosa costumbre de arrojar toda clase de basura e inclusive animales
muertos, a los cauces. Es entonces cuando se tiene que reaccionar a través de
Protección Civil y todas las instituciones y grupos de apoyo que integran el
Consejo Municipal del ramo, el que por cierto, con oportunidad, tiene que
declararse en sesión permanente para estar pendiente de cualquier emergencia e
intervenir en auxilio de quienes incluso, son los propios hacedores de su
desgracia, por no medir las consecuencias de arrojar basura al cauce de los
arroyos.
En este espacio, difundimos con oportunidad todas las recomendaciones de
Protección Civil y de las autoridades estatales y municipales, sin embargo, hay
todavía mucha gente irresponsable que no obedece y que hace lo contrario a lo
que se recomienda para guardar su propia seguridad. Hace falta crear mucha
conciencia de muchos pozarricenses al respecto, para evitar situaciones de riesgo
en las que luego, se pierden bienes muebles e inmuebles y lo que es peor,                                             provoca que muchas familias luego tengan que irse a vivir con otros familiares que
viven en zonas seguras. Esta vez, desde ahora mismo, se solicita a la gente que
vive en zonas de alto riesgo, que evite arrojar basura de toda índole a los cauces
de los arroyos y desde luego, del río, porque si bien es cierto que existe un muro
de contención, también hay que tomar en cuenta que no está terminado y que
esas zonas, no protegidas, están consideradas de alto riesgo y ante una avenida
fuerte de la zona sur de Puebla, las consecuencias no gustarán a nadie. Y
realmente, no vale la pena exponerse. En adelante, no hay que descuidar menos,
lo que prevé el servicio meteorológico nacional. No hay pretexto, si acaso hay
mucha gente que no alcanza a escuchar la radio o ver la televisión porque no
tienen tiempo o porque no quieren, de plano pues el celular es un gran auxiliar,
valioso y que en un determinado caso, nos puede salvar la vida. De verdad, no
hechen en saco roto todo lo que las autoridades recomiendan.

Sugerencias, críticas y comentario: marion8@hotmail.com

Deja una respuesta