¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

ALÍ BABÁ
“Alí Babá” tuvo sus cuarenta ladrones y con ellos robó y asaltó con el objetivo de
acumular riqueza y en este cuatrienio morenista local el presidente municipal
Francisco Javier Velázquez Vallejo, parece envidiar a aquel personaje, según
se ve desde el momento en que se niega a poner en orden a quienes les vale
gorro las premisas de su “mesías”, el presidente de la República, Andrés Manuel
López Obrador, de no mentir, no robar, de los cuales han dado cuenta todos los
medios de comunicación de la región y del estado.
En días pasados, el principal “Roberto” del equipo de Velázquez Vallejo, arrasó
con toda la documentación oficial –o al menos eso pareció–, que pudo y se la
llevó para su negocio desde donde opera todos los negocios turbios que a su vez
le dejan buenas y magníficas cantidades de dinero mal habido porque los casi 69
mil pesos que le pagan los pozarricenses por salario que no devenga pero sí
cobra, porque además se le ha metido en la cabeza que puede ser el próximo
presidente municipal y entonces sí, Dios agarre confesada a la ciudadanía, porque
todo su dinero irá a parar a sus manos, por las buenas o por las malas. Es obvio
pues, que tiene que reunir el dinero suficiente para la campaña y si las cosas no
se dan, pues habrá engrosado hasta la saciedad su cuenta bancaria. Es decir, “de
todos modos, Juan te llamas” y el no mentir y no robar, le tienen sin cuidado.
El alcalde Velázquez Vallejo, tuvo en su oportunidad, las pruebas suficientes y
fehacientes de los delitos en los que ha incurrido este mal funcionario, y hasta el
momento, no las ha aprovechado para hacerlo comparecer ante las autoridades
judiciales ¿por qué? Se preguntan los pozarricenses, y no hay sino solo una
respuesta: colusión, y eso le hace daño al ex funcionario del entonces Pemex,
quien debe recordar que proteger este tipo de acciones, es también un delito. Pero
no es el único caso, ni el único que protege y encubre presuntos delitos de su
síndica y algunos regidores. En el grupo están inmiscuidos también la tesorera y el
contralor municipal, así como el secretario del Ayuntamiento como algunos más de
los empleados de confianza, que sin embargo, tendrán como pretexto, que “solo
cumplimos órdenes”.
Si bien no pudieran reunirse los 40 ladrones –aunque es posible que rebasen el
número–, es un número bastante importante de empleados y funcionarios, a los
que “no robar y o mentir”, les vale un reverendo cacahuate porque ven en la
oportunidad de ingresar al Ayuntamiento, el hecho de cometer ilícitos con los
cuales ganen fuertes sumas de dinero mal habido y aunque no clonen recibos
como lo hace desde el inicio del cuatrienio, José de Jesús Luna Kuri, el más
perverso de todos los funcionarios, pero como no hay ninguna acción contra él,
pues quiere decir que está protegido y sus acciones ilícitas encubiertas por alguien
que pudiera ser Velázquez Vallejo, dado que conociendo y teniendo todas las                             pruebas, no ha sido capaz de darlo de baja y ponerlo a disposición de las
autoridades judiciales, desde luego, desahogados los canales de la Contraloría
municipal, cabildo que tiene que votar el caso, la Contraloría estatal y la Fiscalía
General de la entidad. Mientras, para el pueblo de Poza Rica, el gobierno
municipal, está compuesto por “Alí Babá y sus 40 ladrones”. Al menos hasta que
Francisco Javier Velázquez Vallejo no diga: “esta boca es mía” y ponga a
discusión en sesión de cabildo los casos ya comprobados de Luna Kuri, como de
su síndica y las regidoras, entre las que se cuentan las que fueron enviadas a
divertirse a las playas de Cancún. ¿Le entrará, o seguirá encubriendo a todo
mundo? El peje no está ahí por pen…itente. Ya debe haberse enterado que a
Cuitláhuac, le envió el primer mensaje al declarar que es cierto que en Veracruz,
no ha bajado la ola de violencia y que la delincuencia trabaja como si estuviera en
su casa. No en esas palabras, pero a buen entendedor…
Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja una respuesta