¡ A S Í E S ¡

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA
SACRIFICIO
Como dice la canción, “Qué cosas tiene la vida Mariana…”. En efecto, la mujer
está hecha para sacrificarse por la familia y especialmente por sus hijos o hijas,
según sea el caso. Dan la vida por ellos y por tanto merecen el respeto absoluto
de estos y del marido o del cónyuge, sin embargo, lo que menos se le tiene, es
ese respeto que tiene ganado por el solo hecho de ser mujer, porque mire lo que
está sucediendo y no nada más en la región, sino en el estado y el país, un
irracional cuanto punible sacrificio casi a diario, de mujeres, como lo leemos
cotidianamente en los medios impresos, escuchar en la radio o escuchar y ver en
la televisión. Crímenes que son inconcebibles pero que sin embargo, suceden y
muy a menudo.
Posiblemente hayan cometido algún error por el que posiblemente tengan que
pagar como cualquier otro ser humano, pero no con la crueldad y la saña con la
que son ejecutadas. Parece que no lo merecen y si así fuera, no hay porqué ser
tan inhumano y eliminarlas como lo dan a conocer los medios, que presentan las
fotos e imágenes crudas, en retazos como si se tratara de animales irracionales o
que estuviéramos de épocas de aquellas crueles estepas rusas donde también
eran sacrificadas sin misericordia.
Y si este genocidio que se está viviendo, hace no solo recordar sino vivir
nuevamente aquellos terribles episodios, no hay homicida que por salvaje que
sea, no tenga un momento de piedad como para no utilizar la crueldad al máximo,
por respeto a la mujer, porque deberá recordar que todos provenimos de una
fémina y que por ese solo hecho, no hay necesidad de matarlas imitando a
aquellos brutales hombres que habitaron en las estepas rusas, donde la piedad,
no cabía y también se destrozaban los cadáveres así de hombres como de
mujeres.
Pero estamos en el siglo veintiuno, con mayor educación, con recursos para vivir
mejor, en la era de la tecnología, del avance insospechado, cuando el hombre
debe dedicarse más a lograr mayores avances, tener su mente muy precisa en el
avance. Si ya se llegó a la luna, a Marte, hay necesidad de que el hombre se
dedique más a la investigación de lo que pueda generar una vida en condiciones
mejores a todos, sin necesidad de llegar a los homicidios.
Pero en todo esto, está metida la mano de la gente corrupta, sin sentimientos que
quiere poder a como dé lugar y que contratan a su servicio a los más salvajes y
brutales asesinos que no tienen piedad de nadie, trátese de hombre o mujer. Pero
ya es tiempo de que hasta a esos homicidas, saquen su nobleza que también la
tienen y no actúen con esa crueldad contra las mujeres, hayan hecho lo que hayan
hecho. No es posible, si las mataron, ya, pero utilizar toda esa brutalidad y                                  ensañarse ya no es necesario. Las estadísticas señalan ya que Veracruz, es uno
de los estados donde mayor número de crímenes contra mujeres se comete,
aunque el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, lo niegue y le eche la bolita al
fiscal Jorge Winckler Ortiz, porque no investiga ni ejecuta las órdenes de
aprehensión que según él, emitieron las autoridades judiciales. Así, divorciados
esos dos funcionarios, no se llegará a nada. Ambos, tienen que cumplir con su
deber y no desgastarse en echarse la culpa uno a otro. ¿No creen ustedes?
Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja una respuesta