¡ A S Í E S !

Mario NORIEGA VILLANUEVA
DESORDEN
De verdad que Poza Rica, ha sido desde hace muchos trienios antes y este
segundo cuatrienio, una ciudad de total y espantoso desorden, tanto político como
vial. De lo político no se necesita decir más con lo sucedido el primero de julio del
2018, que dio paso a una tan cacareada cuarta transformación, que no se
compara ni con mucho con las tres anteriores con las que quiere compararse,
porque de veras que ahora se vive una corrupción tal; protegida por el líder de esta
mal llamada 4T y que es el mismísimo presidente de la República, Andrés Manuel
López Obrador, el mesías de más de 30 millones de mexicanos que no creyeron
en él, sino que estaban terriblemente hastiados del sistema que les quitó toda la
riqueza y que de pilón, los vendió como si la patria fuera cualquier animal, tan solo
para como jefe de las instituciones en las que nunca creyó y a las que en su
tiempo mandó al diablo, y que hoy irónicamente representa, esconder la cabeza
como el avestruz para que la esquizofrenia de Donald Trump, haga lo que quiera
de todo un pueblo.
Pero centrémonos en Poza Rica y no solo de política donde ya el sistema anterior
tuvo tres descalabros –este último fue el más escandaloso–, y ni el Partido Liberal
Pozarricense que llevó al doctor Maximino Ledesma Muñoz, al poder, ni el PAN
con Guadalupe Velázquez Casanova, aunque aquí pese al entonces monstruo
de mil cabezas que ponía presidentes municipales en todo el norte de Veracruz,
así como titulares en la mayoría de las dependencias federales como estatales,
las cosas fueron de otra manera y no pudieron acabarlo como a otros “enemigos”
a los que hizo “chorizo”, y como se ve, menos este nivel de la 4T, han mostrado un
grado de corrupción insospechable y todavía se le protege.
Pues bien, hoy quien representa a Veracruz, ya no ve lo duro sino lo tupido y pone
de manifiesto, por ejemplo, las marrullerías utilizadas en Obras Públicas, para
nombrar alguna dependencia, pero mostrando con cierta razón todo su coraje
contra la Delegación de Tránsito, donde sí es cierto, mantiene en un desorden vial
a la ciudad, porque como no cuenta con personal suficiente para vigilar cruceros y
sitios estratégicos, los automovilistas hacen lo que quieren sin obedecer los
señalamientos de los semáforos ni los señalamientos que no son suficientes por
cierto, porque se dan vuelta a la izquierda, a la derecha, se pasan lo altos y ponen
en riesgo a otros por lo que constantemente hay accidentes entre los mismos
taxistas. Para dar un ejemplo, ayer, cuando transitábamos por el bulevar Lázaro
Cárdenas en su entronque con el González Ortega y Ruiz Cortines, esperando
el “siga”, un automovilista osadamente dio vuelta a la izquierda sin importarle la
fluidez vehicular. Afortunadamente no hubo nada qué lamentar, pero así se estila
en Poza Rica, donde los dolidos se quejan de supuestos abusos del servicio de
grúas, que era entonces sí, un súper negocio para quienes estaban en Tránsito y
que por cierto, el segundo de entonces, era quien mangoneaba todo para                                 enriquecer hasta la burla a los pozarricenses, al delegado. Alejandro Rodríguez
Callejas, a quien nos referimos, es ahora el operador del jefe de esa dependencia.
O sea, que el ser corrupto, es la mejor carta de recomendación para ocupar un
cargo en el aparato oficial del estado. Pero entonces, chitón perrito con los
periodicazos que hoy están siendo descargados con el más terrible coraje porque
seguramente lo que se quiere, es que se los vuelvan a entregar en bandeja de
plata. Entonces sí se vería lo que es corrupción en alta, pero Cuitláhuac, no
parece dispuesto a ceder a caprichos, con todo y el desorden que no solo en
vialidad, sino en todos los aspectos, exhibe a Poza Rica y lo mantiene con un
manchón rojo al máximo. 4T ¡Bah!

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja una respuesta