¡ A S Í E S !

Mario NORIEGA VILLANUEVA
…Y ¡LLOVIÓ!
Bendito el Supremo Hacedor del Universo. Ayer decidió que ya era necesario
refrescar un poco a Poza Rica y municipios circunvecinos y ¡nos mandó la lluvia!
Bendito el líquido que cayó del cielo y que con intensidad durante unos 20-25
minutos, y después se mantuvo hasta prolongarse por poco menos de una hora y
dejar cuando se quitó totalmente, dejar un ambiente de frescura como ya hacía
varios meses no se sentía. Apenas ayer advertíamos acerca de las precipitaciones
que ayer mismo recibimos y que seguramente al grueso de población le cayó de
perlas, porque ya era mucho tiempo de infernal calor.
Ojalá que no haya provocado inundaciones que hayan causado problemas más
allá de una mojada de zapatos y pies porque las calles de Poza Rica con una
orinada de perro y debido a los drenajes que son obsoletos, se anegan, parte de
que con todo y que desde este espacio y de otros medios tanto electrónicos como
impresos y radiales, se ha insistido en la gente a que actúe con mayor conciencia
y vaya adquiriendo poco a poco la cultura de la limpieza, ya no arrojando basura a
la vía pública, porque eso coadyuva a provocar que los anegamientos que no van
más allá de la altura de las banqueta, invadan estas y se hagan más críticos.
Seguramente que con el agua que cayó, ahora sí, los arroyos hayan crecido y
limpiado de toda la inmundicia que mucha gente inconsciente arroja a su cauce,
así, dejarán también por un buen tiempo de despedir olores fétidos que pese a
sufrirlos constantemente los vecinos ribereños, no dejan de realizar esa negativa
práctica que no en pocas ocasiones ha provocado inundaciones y causado
estragos, porque los montones de basura impiden el libre correr del agua y es
cuando vienen las maldiciones y el reclamo a las autoridades municipales que a
decir verdad, las actuales, han sí procedieron entiempo, desazolvar los cuerpos
de agua que mayor riesgo representan.
A la hora de laborar esta entrega, el bendito líquido volvía a caer pero ya a mucha
menor intensidad que antes, pero parece que esa lloviznita si se va a prolongar y
lo más seguramente que ayer se durmió ya sin necesidad de ventiladores o climas
acondicionados porque el termómetro fue ahora más benigno como hacía unos
meses no sucedía. Pero de todas maneras, no caigamos en confianzas, porque en
cualquier momento, como que estamos en plena temporada de huracanes y
ciclones y por supuesto, lluvias. Las precipitaciones pueden ser todavía mucho
más fuertes y prolongadas, así que mantengámonos en alerta.
Por lo pronto, este aguacero hizo que la temperatura refrescara un poco y
dejáramos de sufrir los calorones que ya nos tenían al borde del infierno, aunque
recuerden que estamos en plena canícula y esta etapa se distingue por ser la de
temperaturas más altas, así que más vale estar pendiente de todo, para que no

nos agarren descuidados esos cambios tan bruscos de temperatura combinados
con las lluvias. Seguramente que ya lo de ayer debe habernos hecho recapacitar a
todos y hacer más caso a los mensajes de las autoridades municipales, sanitarias
y de protección civil, porque todo, es por la seguridad física y la salud de todos los
pozarricenses.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com0

Deja una respuesta