¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

 

ENCONO SOCIAL

 

No se puede esperar menos, de gobiernos autoritarios casi casi tiránicos y más cuando como en el caso específico del de Veracruz, donde el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, está más que volado, más bien inflado, chiflado diríamos, porque siente que con ese apoyo desmedido e irracional, por tanta bazofia aduladora que le ha formulado cuantas veces ha visitado la entidad, el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, que se siente tentado por el mesías –así con minúscula–, y por eso puede hacer lo que se le hínchenlos tompiates.

 

Por algo, AMLO lo ha respaldado desde siempre, pero él mismo quien actúa todavía peor hacia los mexicanos, debe darse cuenta que está muy lejos de la verdad cuando lo ubica como un “buen hombre”, pues su accionar lo desdice y lo ubica en su exacta dimensión de inepto e incapaz para gobernar a un estado como el de Veracruz. Lo escribimos porque vemos los yerros tan infantiles para alguien que se presume político –vamos ni Cuauhtémoc Blanco, sin ningún título profesional–, tiene todas las fallas en que incurre su homólogo de esta entidad–, y porque  Veracruz, es cierto, se desenvuelve en la ingobernabilidad, como es manifiesto por los hechos que se conocen como eso de desaparecer un municipio, o de evitar que el fiscal general del estado,  se presente a las reuniones de seguridad o lo peor, permitir que la inseguridad se haga más manifiesta en Veracruz, al grado de no hacer nada por disminuirla, en fin.

 

Nos llamó la atención el titular principal de la sección de Xalapa en un medio impreso que sí es para preocupar: “Encono social a la alza”. No es nada que nadie desconozca, pero que desde el primero de diciembre hasta la fecha, sea disparado, como en todo México y que se manifiesta cada vez más encarnizada, al grado de semejar a la barbarie de aquellas estepas rusas del pasado que con una veracidad extraordinaria narraba el escritor polaco Jerry Kosinky, en su libro “El pájaro pintado” y que con solo leer los episodios expuestos, erizaba el bello de todo el cuerpo porque era un horror tal, que ahora vive Veracruz, a grado tal que ya viene acostumbrándose a la violencia extrema, porque la ineptitud del gobernante lo lleva a  entretenerse únicamente en la venganza contra el panismo-perredismo y se olvida de gobernar para todos los veracruzanos sin distingo de credos, partidos políticos o colores. Lo que quiere es venganza y por ello, va contra todos los ayuntamientos de extracción panista-perredista. Mixtla de Altamirano es una pequeña muestra.

 

El pozarricense lejos de responder a toda esa confianza que le tiene el presidente López Obrador, está enconando al estado y si se apentonta, lejos de desconocerse a los poderes de los municipios que no pasa por nada, primero puede ser él, porque incluso algunos legisladores de su partido, ya se le vienen inconformando con sus decisiones equivocadas y seguramente que su protector y principal adulador, terminará por darse cuenta que Cuitláhuac, no es lo que él pensó, pero además, no solo este comete torpezas, todos y cada uno de sus colaboradores, empezando por el secretario general de gobierno y su secretario de salud, son la manifestación plena de un gobierno totalmente ineficaz repleto de ineptos, algo que finalmente, el Presidente de la República, no podrá soportar porque va en contra de sus premisas, de no robar, y en Veracruz, en la mayoría de los municipios donde gobierna Morena, hay tal corrupción que el pueblo terminará por no soportar, luego entonces, tendrá que tomar decisiones que a lo mejor le duelan, pero que le serán necesarias antes de que su gobierno vaya resintiendo los efectos de esta ingobernabilidad. Es tiempo de que Cuitláhuac, retome el camino, y responda a su protector, porque si el estado se continúa enconando por su culpa, no la pasará nada bien.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja una respuesta