¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

 

LA SALUD

 

Las recomendaciones para proteger la salud, difundidas en forma oportuna por las autoridades del ramo, de acuerdo con la temporada, calor, lluvias, huracanes, frío. En este caso, la Secretaría de Salud desde el mes de octubre, inició la vacunación contra el virus de la influenza estacional. Mucha gente fue vacunada contra esa amenaza que en temporada gélida encuentra su hábitat ideal. Sin embargo, las instituciones como el Seguro Social, nunca la tuvo en suficiencia y la mayor parte de la población derechohabiente quedó sin proteger. Todavía falta lo más difícil del invierno, según las predicciones del tiempo, pero el IMSS sigue sin el producto, aunque tiene el pretexto ideal: “se acaba de terminar y no hay para cuándo lo surtan”.

 

Mientras, centenas, miles de derechohabientes niños y adultos mayores –los más propensos a contraer la enfermedad–, están en riesgo. En municipios del norte, ya han ocurrido problemas graves, tanto que desafortunadamente según informaciones en medios regionales, han ocurrido muertes, aunque es justo decir también que otros casos, los han salvado, pero lo cierto es que lo que el esfuerzo realizado por la Jurisdicción Sanitaria número 3, no ha tenido respuesta ni apoyo en el IMSS.

 

Brigadas de la Jurisdicción, fueron desplazadas a sitios estratégicos donde aplicaron realizaron vacunaciones y por ejemplo en los bajos de palacio municipal, hubo esas acciones de protección a la población adulta y menor de 5 años así como mujeres embarazadas, de lo que no se puede ufanar el Seguro Social –Hospital de Zona y clínica 73–, en donde la vacuna estuvo muy escasa y ahora todavía se tienen esos problemas, precisamente cuando se van a empezar a sentir los fríos más intensos, con temperaturas muy bajas a las que por esta región, nadie está acostumbrado y es por eso que se presentan dificultades y muy serias.

 

Solo cabe esperar que así como las temporadas de lluvias y huracanes fueron benévolas, también ele invierno lo sea porque de lo contrario, ante una población desprotegida por instituciones como el IMSS, quizá por la indolencia, indiferencia o ineptitud de sus responsables, la vacuna anti influenza no fue abastecida en suficiencia ni oportunamente. Sin embargo, habrá que esperar que si todavía no la tienen, la pidan y con la urgencia que se requiere, antes de que el mal se propague como sucede en sectores de población diversos, donde hemos de insistir, el sector Salud –no el IMSS–, realizó su trabajo y pudo controlar brotes en forma oportuna, pero, hemos de insistir, faltan todavía muchos frentes fríos y los pronósticos no son de ninguna manera buenos.

 

Ya ven las temperaturas que se están registrando ahora, en algunas alcaldías de la ciudad de México, o en las zonas altas de varios estados, incluyendo a Veracruz y con mayor razón en el norte de la República, donde han ocasionado situaciones de alarma, tanto que el gobierno federal como el de los estados afectados, pero allá, hasta donde tenemos información, el IMSS como parte del sector salud, sí ha hecho su trabajo bien, no como en los hospitales de esta ciudad.

 

Finalmente, las acciones de protección, las debe acometer el Sector Salud, con todas sus instituciones como el ISSSTE, el IMSS, hospitales de Pemex, de     SEDENA y MARINA, pues en este mes al que todavía le faltan 15 días para concluir pueden y debe conjuntar acciones para aplicar la vacuna anti influenza y hacerlo indiscriminadamente a los sectores que significan mayor riesgo que como dijimos son los menores de 5 años, los adultos mayores y las mujeres embarazadas, pero si el Supremo salvó de los embates de la naturaleza en las otras temporadas, habrá que rogar porque también lo haga en esta.

Sugerencias, acríticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja una respuesta