¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

RESPETO

Hemos de insistir en la petición de Martín Ramón Vizcarra Pérez, ingeniero de profesión, luchador social por vocación, en que la burda “versión modificada” de lo que el alcalde Francisco Javier Velázquez Vallejo, pretende imponer al pueblo de Poza Rica como escudo y no como lo afirmó en entrevista que se trata de un logo con el color de su partido. Una cosa es la historia resumida en un escudo y otra muy pero mucho muy distinta, un color de un logo que ni siquiera es el de Morena, sino un invento, una barrabasada de él, lo que ya está irritando al pueblo porque en cualquier acto oficial, se le presenta y ni siquiera acompañado por la verdadera y oficial imagen de lo que representa la historia de esta noble ciudad.

En el arranque mismo de este cuatrienio, en asuntos generales que ni siquiera estaban programados en el orden del día de la primera sesión de cabildo para el reparto de comisiones a ediles y nombramiento de tesorero, secretario y contralor del Ayuntamiento, Martín dejó bien claro en su protesta presentada verbalmente y por escrito que en el mentado logo con los colores oficiales de Morena, se había “eliminado el ambiente original que data de 1988 y estaba pintado en colores blanco, azul, amarillo, rojo, verde y oro”, que son los auténticos, los oficiales del escudo que representa la historia de Poza Rica, y personifica, las labores de la labranza, pesca, extracción de petróleo fundamentalmente.

Han pasado ya 16 días desde que el alcalde se comprometió públicamente ante los pozarricenses, de que iban a investigar al respecto y es cosa que se ha demorado y parece que no hay ni el más mínimo interés por hacerlo, porque la intención verdadera de este violatorio al Bando de Policía y Buen Gobierno, es como en los tiempos de aquella publicidad intensiva de un producto de cola, que se grabe en la mente y los ojos –no en la boca como el caso del refresco–,, con uy precisas en lo político hoy que es año electoral y que es de fundamental, vital diríamos nosotros importancia para la permanencia de ese partido del jefe del gobierno de Poza Rica.}

Pero ¿Qué culpa tienen los pozarricenses de estar viendo tarugadas? Esta ya es un obcecación de alguien que ni es político ni creo que a su edad, le dé tiempo ya para serlo y que ni siquiera es una idea suya sino que se la impusieron desde fuera y aquí solo la acomodaron, porque lo que se quiere es hacer consolidar a ese partido cuyo dueño, recordarán ustedes que mandó por un tubo a las instituciones y aquí, se quiere replicar esa actitud de soberbia, de ignorancia y de pertenencia.

Y tiene razón Martín Ramón, “no se pueden –bueno aquí sería no se debe–, modificar de nuestro escudo como si fuera cualquier cosa, representa una falta de respeto a la ciudadanía y una violación a los artículos 5 y 6 Bando y Buen Gobierno”. No había más que investigar. Está más claro que la transparencia que pregona Francisco Javier de su gobierno, pero vayamos dándole el beneficio de la duda y esperemos a que vaya leyendo las leyes y reglamentos que conciernen a la acción municipal, porque seguramente que no solo Martín Ramón, sino muchos pozarricenses más, estarán ya listos para solicitar a la Legislatura del Estado su intervención y en todo caso, la sanción correspondiente para el responsable de los destinos de Poza Rica, quien no debe olvidar que su actitud y acciones, deben ser públicas y no partidistas. No cabe duda que nuestro difunto amigo doctor Pedro Bonilla Díaz de la Vega tenía razón cuando afirmaba “la universidad, no quita lo tarugo”, solo le agregaríamos, y lo necio. Y conste don Paco, solo le tomamos la palabra de que será usted respetuoso de la libertad de expresión como dijo en su mensaje a los periodistas el 4 de este mes. Si lo recuerda ¿no?

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja una respuesta