¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

CARRETERAS

El inspector titular de la zona Poza Rica de la Policía Federal (PF), Carlos Quevedo Espinoza, cumple con su función de informar a la superioridad sobre el deterioro que presentan las carreteras de su jurisdicción, para que se les ponga atención arreglándose pues es una de las causas principales de los accidentes viales que llegan a significar muchas veces la pérdida de vidas humanas, lo que disminuiría. si las condiciones de esos caminos, atendidos, rehabilitando la carpeta asfáltica o el pavimento.

Se ha convertido sin querer en un “cuchillito de palo» que no corta pero ¡cómo muele! Y seguramente que los resultados finalmente deberán ser buenos porque de esa manera, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, tendrá el panorama real de sus redes carreteras, dónde se localizan los tramos más deteriorados para que haya una pronta acción que permita su arreglo para que de esa manera, se eviten muchos accidentes de los que directamente sería responsable esa Secretaría pues es su obligación, mantener carreteras en buen estado, de modo que el tránsito vehicular no encuentre dificultades en el camino.

De hecho, el mismo Quevedo Espinoza, afirma que se da respuesta a esta situación y se ve que se ejecutan las tareas de reparación, aunque esto también reviste un cierto riesgo, porque la circulación debe hacerse con cuidado puesto que al llevarse a cabo los trabajos, a veces tiene que haber circulación en ambos sentidos en las carreteras, lo bueno es que cuando están en marcha las obras, hay personal que auxilia a dirigir el flujo, que se hace ordenadamente.

Todo tramo en malas condiciones, es reportado mensualmente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para que se ordene su reparación, a fin de disminuir el número de accidentes en las vías federales que son las que tiene a cargo la dependencia, porque los tramos averiados de las autopistas, es responsabilidad de las empresas que las regentean porque además, están obligadas por la concesión que el gobierno les hizo en su oportunidad.

Y en estos casos, además del personal de las empresas concesionarias, elementos de la Policía Federal, apoyan para controlar la vialidad en las zonas donde se trabaja para hacer que los automovilistas guarden las precauciones necesarias y ayuden también a evitar accidentes. Bajo esa coordinación de acciones, se intenta abatir los riesgos y por consecuencia, los accidentes viales que luego cuestan vidas.

Finalmente, el inspector Quevedo Espinoza, informa que se hacen los esfuerzos para cumplir con una vigilancia mejor, con los pocos elementos con que se cuenta y que no son suficientes aunque se solicita periódicamente, pero para su mala suerte, los recursos, el presupuesto que se desea ese rubro, no alcanza, no es suficiente y entonces se tiene que trabajar con lo que se tiene, pero se saca la chamba que representa la atención a los 294 kilómetros que tiene a su cargo, la jurisdicción que representa y que comprenden desde Tihuatlán hasta Costa Esmeralda. La corporación bajo su mando, mantiene el exhorto a los automovilistas para que conduzcan con precaución, a la defensiva, no consumir bebidas embriagantes o productos exóticos, para evitarse cualquier contratiempo en carretera.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja una respuesta