Gobernador confía en Lima Franco