¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA
La Secretaría de Bienestar se ha convertido en un instrumento a modo para que a
través de la repartición de todo lo que realmente pudiera incidir en el mejoramiento
de la familia mexicana, sobre todo, la más necesitada, servirá para mantener el
voto que MORENA utilizará en el futuro y por supuesto, la hegemonía política de
ese partido gracias al cual “gobierna” Andrés Manuel López Obrador. En las
primeras elecciones después del primero de julio del 2018, las ganó Baja
California es un ejemplo.
Eso es lo que se supone, pero hay que tomar en cuenta que muchas de las
promesas que realizó el peje tabasqueño, no se han cumplido, tarifas de energía
eléctrica, gas doméstico, gasolina en sus dos presentaciones, verde y roja, ni se
diga el diesel, y tampoco se ha frenado la carestía, ni con el “control” de 40
productos que dizque componen la canasta básica. Constantemente alimentos de
consumo indispensable, elevan sus precios en el mercado gracias a que los
empresarios del ramo, les imponen alzas de un día para otro, en una quincena, se
elevan los precios hasta en un 40 por ciento.
Los consumidores tienen que pagar si quieren comer, pero resulta que los
ingresos que percibe, no le alcanzan. La alcahuetería de las autoridades
correspondientes que no intervienen con la energía que se necesita, y ahí es
donde entra la Secretaría del Bienestar a hacer su chamba clientelar política,
entregando despensas, cheques de programas sociales y comprometiendo así a
los más débiles, quienes e esa forma, sienten que realmente se les ayuda y no
alcanzan a percibir que la intención real de esa “bonhomía”, no es otra que
sujetarlos a un sistema que va directo a crear una tiranía tipo Venezuela.
Todo eso de techo seguro, entrega de materiales para construcción y todos los
programas de la Secretaría de Bienestar, tienen esa finalidad perversa de sujetar
así el voto y desde luego a los votantes que no querrán exponerse a que les sean
retirados esos “beneficios”, como ha venido sucediendo trátese del partido que
sea –PRI, PAN o MORENA–, y hay muchos ciudadanos a los que ya no se les
juega el dado en la boca, y que reciben todo lo que la Secretaría del Bienestar les
entrega, pero que finalmente no votarán en próximas elecciones, por el partido en
el poder porque ya se dieron cuenta de que son utilizados perversamente.
Sin embargo, esta estratagema de MORENA, habrá de continuar porque así lo
quiere y exige el presidente Andrés Manuel López Obrador, tan empecinado
cuanto es, en que solo él tiene y es la verdad, constituido en el “mesías” de
muchos ex priistas, ex panistas y ex de otros partidos, que en el 2018,
traicionaron a sus partidos para emitir su voto por el partido del peje Presidente,
pero que ya vieron que tampoco se les cumplió con la promesa de ubicarlos en
puestos importantes del gobierno morenista.

La aportación de “beneficios” a gente que lo necesita continuará por parte de la
Secretaría del Bienestar, en cumplimiento a las órdenes del Presidente de la
República, quien quiere a toda costa, convertirse en el tirano que ya se vislumbra
con esos dichos “me canso ganso”, o “pésele a quien le pese”, que no son sino
brotes de tiranía alentada desde el extranjero con el esquizofrénico gobernante
vecino, quien ya hizo a López Obrador, colocarse como el avestruz, al imponerle
condiciones de sumisión para “resolver” el caso de los migrantes y hacer que
permanezcan en México, con cargo al gobierno de México, es decir, utilizar los
dineros de los mexicanos, para darles alojamiento y ocupación a miles y miles de
migrantes. Todo está costando a los mexicanos. Ni más ni menos.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja una respuesta