Obras de gran visión sin concluir

Misael Olmedo Sifuentes//Poza Rica

Las obras públicas más importantes de Poza Rica han sido estandarte político en los últimos diez años, las gestiones heredadas entre administraciones municipales pese la inversión millonaria la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales, el libramiento “oro negro” y el muro de contención en el río Cazones siguen sin concluirse.

Las administraciones municipales en turno se han adjudicado las gestiones correspondientes sobre cada una de las obras que se iniciaron y que se mantienen pendientes de entrega para el municipio, las tres con grandes expectativas sobre sus beneficios para la población.

La planta de tratamiento de aguas residuales se inició con recursos del Gobierno del Estado de Veracruz a través de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), proyecto que quedó abandonado en terrenos aledaños al Centro de Rehabilitación Infantil Teleton (CRIT).

Un total de 58 millones 470 mil pesos se anunciaron como inversión para la primera etapa de construcción de esta obra, sin embargo no se ha concluido, por lo que la segunda que consiste en la construcción de conectores de las redes de drenajes sanitarias al emisor de la planta se ha detenido.

El proyecto fue anunciado desde la administración municipal del ex alcalde, Pablo Anaya Rivera; se puso en marcha durante la Alcaldía de Alfredo Gándara Andrade, no hubo continuidad en la de Sergio Lorenzo Quiroz Cruz y la actual busca retomarla hasta su conclusión.

Esta obra contempla la construcción de cuatro sedimentadores de más de 15 metros de radio con cinco de altura, un emisor de 36 pulgadas de diámetro para poder recibir 280 litros por segundo para su tratamiento.

El libramiento “oro negro” que se anunció a la par del distribuidor vial y que sería financiado con recursos de Petróleos Mexicanos (Pemex) también está en el abandono.

En Poza Rica Pemex y el Ayuntamiento destacaron que el Distribuidos Vial y el Libramiento “Oro Negro” eran obras necesarias para la ciudad, sin embargo solamente el primero se concluyó y la segunda obra está estancada desde el año 2013 debido a que en promedio ocho propietarios de terrenos por los cuales atraviesa el trazo del proyecto se negaron a dar la anuencia para el desarrollo de este proyecto, a la fecha sigue sin poder retomarse.

Posteriormente los cambios que se generaron al interior de Pemex en la zona, luego de la reforma energética, frenaron la liberación de recursos por parte de la empresa productiva del Estado para avanzar con las maniobras de construcción de la obra.

Mientras que el proyecto de construcción del muro de contención en la margen del río Cazones en Poza Rica se construyó dejando al menos dos sectores desprotegidos, pese a que son de los que principalmente sufren de inundaciones en temporadas de lluvias por el incremento en el nivel del afluente.

Las tres obras señaladas en Poza Rica se anunciaron como sustentables y de gran visión con amplias expectativas de un beneficio que cabe reiterar ha quedado en promesa sin cumplir por parte de autoridades de los tres niveles de gobierno.

Deja un comentario