La “cueva del pulpo” se convierte en atractivo turístico de la región

Misael Olmedo Sifuentes/Poza Rica

Ubicada a poco menos de dos horas de recorrido en 49 kilómetros,  de la ciudad de Poza Rica  a la playa de Chaparrales, en el municipio de Cazones de Herrera, se encuentra la  “cueva del pulpo”  que se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de dicho sector reconocido por el campamento tortuguero pero también por la peculiar formación rocosa considerada una de las maravillas naturales de la zona.

Lugareños y visitantes a la playa de Chaparrales dieron el nombre de la “cueva del pulpo” debido a que en su cenit existe lo que presumen es un pulpo fosilizado, mismo que se puede apreciar.

Quienes desean conocer esta formación deben trasladarse únicamente a pie, no hay acceso para vehículos, y el riesgo es a criterio de quien está interesado, pues no existen restricciones para el acceso, únicamente las naturales.

Se puede ingresar únicamente cuan hay mareas bajas, por lo que lugareños indicaron que es durante la temporada de verano cuando es más fácil el acceso a este singular espacio.

No existe algún operativo de vigilancia por parte de guarda vidas o personal de protección civil, por lo que quienes ingresan asumen el riesgo que representa transitar entre el área rocosa.

Este punto se ha convertido en los últimos años en uno de los principales atractivos de quienes acuden a la playa de Chaparrales y de acuerdo a comerciantes del sector fueron lugareños los que localizaron el lugar y el presunto fósil del pulpo.

Esta cueva se suma a otra denominada popularmente como la “del tigre” que también se encuentra en la costa de Cazones.

                    

Deja un comentario