¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

INCERTIDUMBRE

Dado el panorama tan nebuloso que hoy se vive y a menos dos semanas de que “la madre de todas las batallas” se libre, con todo y que las distancias, particularmente a la Presidencia de la República, se le auguren con una delantera de la que se ufana y lo agarra como pretexto para burlarse de sus rivales, no hay nada definido para el principal cargo al que puede aspirar un mexicano, así que Andrés Manuel López Obrador, estará preocupado ahora por el anuncio del Partido Revolucionario Institucional, de un plan que ejecutará y que le hará triunfar.

Seguro que debe habérsele “atravesado el niño al dueño y amo de MORENA”, porque será su tercera derrota y se hallará obligado a cumplir su amenaza de irse a “La Chingada” como lo ha ofrecido, pero ahora, sí hace el berrinche, pero lo digiere porque según él. Va muy arriba y no lo alcanzarán, pero no por algo, el tricolor hizo el anuncio de un plan emergente con el cual desaparecerá –si es que de verdad la tiene–, la ventaja que hace ser a López Obrador, más prepotente para esconder el miedo, pavor a un nuevo descalabro y el gobierno de la República se hallará más obligado ahora sí, a ponerlo en paz y hacerlo obedecer la ley, aunque al peje no le importen las instituciones y deberá calmarse porque no querrá que en un remoto caso, le hagan lo mismo y a la enésima potencia.

En Veracruz, como en todo México, los candidatos al gobierno del estado, senadores, diputados federales, diputados locales, todos le apuestan al efecto peje, para obtener el triunfo, porque es el tabasqueño quien les hace la campaña porque por sí solos, perderán, pues el pueblo ya no permitirá que le sigan viendo la cara, mientras que el PRI, ahora con su “Plan B”, piensa frenar “el arrastre” que tiene quien les quitará la pensión a los ex presidentes, lo que sí sería bueno porque es una buena lanota seguramente para aplicarle en la adquisición de unidades último modelo como ya lo empezó a hacer de acuerdo con las flotillas de unidades para que sus candidatos hagan su campaña y tengan desplazamientos cómodamente sin sufrir las consecuencias del endemoniado calor, pues todas están dotadas de clima artificial, pero la política es veleidosa y más en estos momentos, en que la incertidumbre hace presa de los candidatos, trátese de quien se trate, lo que ha convertido el momento en algo impredecible, y o hay excepción, así sea Meade, el peje, Anaya o el Bronco, que es quien se ha ocupado más de difundir su propuesta que de entrarle al ring y medirse con los demás contendientes. Como que aquí se le quitó lo bronco.

En su última visita a esta ciudad, tanto José Francisco Yunes Zorrilla como el líder priista, Américo Zúñiga Martínez, mostraron esa seguridad de triunfo con lo que sería su plan B, en el que cifran sus esperanzas por salir victoriosos el próximo domingo 1 de julio, pese a los adversos indicativos que existen hasta el momento.

Por lo pronto, ya están encima prácticamente los cierres de campaña y no crean que quien reuniera más gente que los rivales, va a ganar, ¡de ninguna manera! La moneda está en el aire y de aquí al primero y el mismo domingo de las elecciones, pueden suceder tantas cosas que den un vuelco a las preferencias que el peje dice son arrasadoras a su favor y que va a ganar en forma contundente. Nosotros guardamos nuestras dudas porque no es con lengua como se ganan unas elecciones, sino con votos. Y los ciudadanos son algo especial porque desafortunadamente, son proclives al dinero y cuidado que lloverá lana en el transcurso del proceso y desde antes, para poder ganar votos, de modo que como decimos líneas antes, la moneda aún está en el aire y se decidirá por las carretilladas de dinero que se dilapidarán para comprar sufragios, tanto a nivel nacional como en el estatal.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja un comentario