Jubilados petroleros realizan asamblea enmarcada por el reclamo 

Misael Olmedo Sifuentes/Poza Rica

Entre reclamos de una auditoria y con evidentes campañas internas encaminadas a la próxima renovación del comité directivo se llevo a cabo la asamblea del departamento de jubilados de la sección 30 del STPRM a cargo de Miguel Limpicot Castillo que destacó hay adeudos con cerca de 200 viudas de integrantes de la organización y se siguen enfrentando consecuencias por el desfalco que se realizó por pasadas directivas a través de cajas de ahorros.

La asamblea realizada en el teatro social de la sección 30 del STPRM estuvo enmarcada por reclamos de algunos jubilados que exigieron a través de pancartas y gritos una auditoria financiera al departamento, además de que se manifestaron en contra de un incremento en las cuotas por ser miembro.

En esta asamblea se hizo presente Javier Inés Ramos Juárez que formó parte del grupo de quienes cuestionaron los resultados de la actual directiva del departamento de jubilados a cargo de Miguel Limpicot Castillo.

Los jubilados inconformes, presentes en la asamblea, destacaron que se mantienen adeudos con más de 200 viudas por concepto de Post Mortem y señalaron está en contra al aumento de la cuota departamental.

Al respecto el actual delegado departamental de jubilados petroleros, Miguel Limpicot Castillo señaló que el adeudo es solamente con 150 viudas, aunque aceptó que se enfrentan dificultades económicas que atribuyó a las deudas heredadas por pasadas administraciones.

No se ha terminado de saldar adeudos correspondientes a la caja de ahorros que de acuerdo con las declaraciones de Limpicot Castillo fueron asociaciones civiles, ajenas al departamento, como “Solidaridad” que solamente se utilizaron para endeudar a la organización sindical.

Destacó que a pesar de las dificultades económicas se han realizado pagos por esta deuda, pero se mantiene una deudo de alrededor de 4 millones de pesos, mientras que están aplicando un programa de pago que depende de la liberación de recursos que realiza la administración de Pemex que estuvo atrasando los mismos.

Limpicot Castillo negó que se vaya a realizar un aumento en las cuotas departamentales y atribuyó los reclamos en la asamblea, incluida una renuncia pública de uno de sus socios, a la efervescencia que el proceso de renovación del comité directivo empieza a generar.

“Es gente que viene con Javier Inés y quieren llevar agua a su molino, es parte del proceso político”, expresó.

De acuerdo con el reporte financiero por parte de la tesorería del departamento se cuenta con un padrón de 3 mil 259 socios que pagan una cuota departamental de 180 pesos; 376 socios con cuota de 162 pesos; 14 socios que pagan 18 pesos y 422 viudas que pagan 150 pesos.

El delegado departamental Miguel Limpicot Castillo mencionó que la renovación de la directiva se realizará hasta el mes de diciembre y no descartó la posibilidad de buscar la reelección, aunque trascendió que Javier Inés Ramos Juárez también buscará contender y hay campañas internas dentro del departamento.

Deja un comentario