¡ A S Í E S !

 

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

AJUSTES

Sí que los salarios del personal tanto sindicalizado como de confianza, así como con mayor razón, los de los ediles, asfixian al Ayuntamiento. Francisco Javier Velázquez Vallejo, no descubrió el hilo negro ni mucho menos, pero qué bueno que desde un inicio, esté pensando en equilibrar las finanzas que están prácticamente secuestradas por esa razón. Su intención de ejecutar una reingeniería como acostumbran llamarle en Pemex, empresa donde sirvió muchos años y llegó a ocupar puestos de alto nivel, para desfogar un tanto el presupuesto “ahogado” con el que cuenta, sí que es hora de llevarlo a cabo pero tememos que tendrá un altísimo grado de dificultad y un costo político que no se ha puesto a prever.

Nos ha dicho que esto no se hará sino más adelante porque primero, llevan a cabo un análisis de cuál es el personal que en determinado momento sale sobrando o que no tiene labores específicas qué cumplir y solo se dedican a perder el tiempo no a rascarse salve sea la parte. Ya tienen seguramente un informe inicial de cuáles son las dependencias donde hay personal de más, que no necesariamente sería dado de baja, sino colocarlo donde sea verdaderamente productivo para que en el Ayuntamiento se atiendan y resuelvan los problemas con mayor eficacia.

No necesariamente habrá recorte”, nos ha dicho ayer el alcalde que a ya casi tres meses de iniciada su gestión debe tener un panorama más o menos completo de la realidad económica del municipio en cuanto a finanzas se refiere, sobre todo porque sin más ni más a su personal de confianza, –con justicia pero en un momento difícil por la falta de recursos–, a nivel de Coordinaciones, Direcciones, Subdirecciones y jefaturas, les ajustó a la alza sus emolumentos, porque la realidad era que sí estaban muy abatidos sus salarios. Ese estímulo de buena fe dispuesto por el jefe de la Comuna, debe comprometer más a los beneficiados y la verdad es que la mayoría, no le está respondiendo igual, porque son pocos los que verdaderamente se fletan.

A lo mejor para estos y otros más, sí haya un ajuste a la baja del salario o quizá incluso, el adiós laboral, porque si persisten en “no ponerse las pilas”, pues al ingeniero jefe de la Comuna, no le dejarán otra alternativa, pero deberá pensarlo bien porque son tiempos electorales y son votos que su partido al que trata de “meter a como dé lugar” a los pozarricenses con su logo que ha desplazado al escudo oficial, necesita si quiere seguir disfrutando de las mieles del poder.

Por el lado sindical, si quiere llevar a cabo su intención de disminuir la plantilla laboral, sí que va a tener dificultades con el próximo comité ejecutivo, aunque si se apresura con el actual, a lo mejor pudiera tener cierto éxito, sobre todo, con quienes apenas hace unos meses concretaron unas bases ofrecidas al mejor postor, de manera que por ahí, posiblemente sí pudiera ejecutar su plan el presidente municipal, aunque Paco Pérez, tendría que moverse con mucho cuidado porque en su oportunidad, el jalón hacia atrás, será sin tregua, porque lo que se trata en el Sindicato, es intentar recuperar los más de 16 millones de pesos que constituyen los ahorros de muchos trabajadores al servicio del municipio, que tenían en la caja de la organización, sus pequeños capitales que les generaban intereses para fortalecerlos, pero se “salieron a Guatemala y entraron a Guatepior”, por el jineteo que sus dirigentes hicieron con su dinero y hoy, son también damnificados de “Solidaridad”, pero, alguien tiene que pagar los platos rotos.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja un comentario