¡ A S Í E S !

Por Mario NORIEGA VILLANUEVA

PARCHES

Cumbre Tajín 2018 contará con un buen acceso que al menos, durará los cinco días que del magno festival, según vemos en gráficas publicadas recientemente en los medios de comunicación, tal cual se ha hecho en los últimos años. Quizá si persiste el mal tiempo y continúan las precipitaciones pluviales como las que se registraron ayer desde la madrugada, a lo mejor pudieran ni siquiera llegar al 16, cuando inicia la programación del que se estima conforme al criterio de los organizadores, el mejor festival de los que se hayan tenido hasta la fecha.

No queremos semejar aves de mal agüero pero lo que se está haciendo parece no garantizará un trabajo duradero, sin embargo, deseamos por el bien del estado porque se generarían ingresos bastante importantes que deben beneficiar a los indígenas de la zona que se encuentran tan olvidados y que son parte de la atracción turística por todo lo que representan y cuanto aportan para la cultura nacional e internacional. No se necesita ser un experto para ver que los rellenos que se acometen de los enormes baches que mantienen a esa vía Poza Rica-El Tajín-Papantla, son únicamente paliativos y no un arreglo en forma, aunque lo que requiere la carretera es una reconstrucción total que ya le urge.

No se trata de pretender engañar a los visitantes locales, regionales, nacionales y menos internacionales, como ha venido sucediendo sobre todo en el pasado sexenio, por no prever las cosas y de último momento como ahora, solamente bachean pero tan solo para que aguante unos días, porque ya saben que el agua, es el peor enemigo del asfalto. Deseamos de veras, que no siga lloviendo para que el tránsito en un camino en buenas condiciones aunque sea para poco tiempo, y que los visitantes puedan desplazarse sin riesgo alguno y que haya una vigilancia extrema por parte de las corporaciones de seguridad, a fin de que todo resulte un éxito.

Y nada costaría que fueran guardando en el cochinito, parte de las ganancias que se obtendrán, a fin de ir reuniendo los recursos para arreglar como se debe ese camino, ya que El Tajín, no solo debe limitarse a l cumbre, sino ser permanente, es decir en toda época del año, por eso tiene que llegarse a garantizar un desplazamiento sin contratiempos siempre y no solo unos cuantos días. No todo debe salir del Gobierno del Estado, se puede hacer participar a todos aquellos que “le sacan jugo” a ese camino, los 365 días del año.

Hasta ahora, a nadie se le ha ocurrido hacer partícipes de estas acciones, a empresarios del transporte público en sus modalidades de pasajeros –autobuses, micros, etc.–, refresqueros, cerveceros, materialistas, repartidores de gas, naranjeros, en fin, que son los que explotan la carretera en todo tiempo y debido a eso, están obligados a “entrarle con su cuerno”, porque finalmente, serán beneficiados también, dado que se evitarán gastos extraordinarios por descomposturas sobre todo, del sistema de suspensión. Así se reuniría un buena cantidad como para que entre gobierno federal y gobernó del estado, pudieran hacer posible si bien no el bulevar que en un alarde de demagogia ofreció durante su sexenio, Miguel Alemán, quien empezara con los préstamos de miles de pesos, para liquidarse así, su pago de marcha como también lo hizo Fidel Herrera Beltrán –3.5 y 10 mil millones de pesos, respectivamente. Con Javier Duarte, todo veracruzano conoce el saqueo brutal y despiadado que hizo, dejando endeudado hasta decir basta, al estado, tanto que pasará mucho tiempo para que se pague esa deuda que heredó junto con su banda de forajidos.

Sugerencias, críticas y comentarios: marionv8@hotmail.com

Deja un comentario